Los edulcorantes bajos en calorías son seguros para los niños

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Declaración de la ISA en respuesta a un nuevo informe científico de Lott et al.

Bruselas, 19 de septiembre de 2019: En respuesta al nuevo informe científico-técnico de Lott et al., relativo a recomendaciones de consumo de bebidas saludables durante la primera infancia1, la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA) desea señalar la seguridad de todos los edulcorantes bajos en calorías aprobados, tanto para adultos como para niños, como han venido confirmando constantemente las autoridades reguladoras internacionales.2,3,4

Los edulcorantes bajos en o sin calorías se encuentran entre los ingredientes más exhaustivamente estudiados del mundo. Todos los edulcorantes bajos en o sin calorías aprobados han pasado por una estricta evaluación de seguridad por parte de agencias de seguridad alimentaria de todo el mundo, como el Comité Mixto de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que han confirmado repetidamente su seguridad, en consonancia con la abundancia de evidencias científicas. Los expertos en evaluación de riesgos de estas agencias de seguridad alimentaria establecen una Ingesta Diaria Admisible (IDA) para los edulcorantes bajos en o sin calorías aprobados, que representa la cantidad diaria que una persona puede consumir con seguridad a lo largo de toda su vida sin riesgo alguno para la salud.

Estudios de ámbito mundial confirman que la ingesta de edulcorantes bajos en calorías entre la población general está muy por debajo de la Ingesta Diaria Admisible (IDA) de cada edulcorante individual, tanto en niños como en adultos. Las agencias de seguridad alimentaria controlan regularmente la ingesta de todo aditivo alimentario, incluida la de los edulcorantes bajos en calorías aprobados, para asegurarse de que el consumo real de cada edulcorante bajo en calorías siga estando dentro de la IDA establecida. Por ejemplo, la EFSA está efectuando actualmente una re-evaluación de todos los edulcorantes bajos o sin calorías aprobados antes de 2009 para garantizar la valoración continua de la seguridad de estos ingredientes en base a las investigaciones disponibles más recientes.

En un momento en que la obesidad y las enfermedades no transmisibles siguen suponiendo un serio desafío para la salud mundial, y en que las autoridades de salud pública animan a los fabricantes de alimentos a sustituir el azúcar y a reducir calorías como parte de sus objetivos de reformulación, es fundamental ofrecer al público información fiable y con base científica respecto a la seguridad y la utilidad de los edulcorantes bajos en calorías, que respaldan autoridades de seguridad alimentaria y organizaciones de salud de todo el mundo.5,6

No obstante, es importante destacar que, en la Unión Europea, y como en el caso de cualquier otro aditivo alimentario, en general no está aprobado el uso de edulcorantes bajos en calorías en alimentos destinados a bebés y niños menores de tres años. De hecho, es fundamental asegurar una ingesta calórica suficiente para su desarrollo, de modo que elegir una amplia variedad de alimentos nutritivos en las cantidades adecuadas les permitirá crecer con un peso saludable.

Los edulcorantes bajos en calorías, utilizados en alimentos, bebidas y edulcorantes de mesa, pueden ofrecer a todas las personas, niños y niñas incluidos, una amplia variedad de opciones de sabor dulce con menos calorías o sin calorías, y ser, por tanto, una herramienta útil, si se utilizan en sustitución del azúcar y como parte de una alimentación equilibrada, para ayudar a reducir la ingesta total de azúcares y calorías, así como para controlar los niveles de glucosa en sangre. Además, los edulcorantes bajos en calorías no son cariogénicos, lo que significa que no contribuyen a la caries dental.

  1. Lott M, Callahan E, Welker Duffy E, Story M, Daniels S. Healthy Beverage Consumption in Early Childhood: Recommendations from Key National Health and Nutrition Organizations. Technical Scientific Report. Durham, NC: Healthy Eating Research, 2019. Available at http://healthyeatingresearch.org
  2. http://www.fao.org/food/food-safety-quality/scientific-advice/jecfa/en/
  3. https://www.fda.gov/food/food-additives-petitions/high-intensity-sweeteners
  4. http://www.efsa.europa.eu/en/topics/topic/sweeteners
  5. Martyn D, Darch M, Roberts A, Lee HY, Tian TY, Kaburagi N, Belmar P. Low-/No-Calorie Sweeteners: A Review of Global Intakes. Nutrients 2018; 10(3): 357
  6. Renwick AG. The intake of intense sweeteners – an update review. Food Addit Contam 2006 Apr; 23: 327-38