Función en una dieta saludable

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías ofrecen una forma sencilla de reducir la cantidad de azúcares y la ingesta de calorías en la dieta. Cuando se utilizan como parte de una dieta y un estilo de vida saludables, los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías pueden ayudarnos a cumplir las recomendaciones actuales de salud pública respecto a reducir el consumo en exceso de azúcares sin que ello afecte al placer de consumir alimentos y bebidas de sabor dulce.

El sabor dulce en nuestra dieta

El gusto por lo dulce es innato y se extiende a todas las edades y culturas de todo el mundo, lo que hace que el sabor dulce sea parte integrante de la dieta humana. A su vez, reducir la ingesta en exceso de azúcares es una recomendación de salud pública. Sin embargo, hacer que la gente reduzca significativamente el dulce en su dieta es todo un reto. El principal beneficio de los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías es que la gente puede seguir disfrutando alimentos y bebidas con sabor dulce y menos azúcar y calorías. En muchos casos, consumir una bebida edulcorada con menos calorías/sin calorías, puede ayudar a reducir la apetencia de un sabor dulce y la ingesta de alimentos dulces1.

El papel de los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías en la reducción de azúcares

En un momento de preocupantes índices globales de obesidad y enfermedades no transmisibles (ENT), gobiernos de todo el mundo se han comprometido a abordar este reto compartido mediante un enfoque que abarca a toda la sociedad, implicando a todos los actores relevantes. Los responsables de formulación de políticas han urgido a las compañías de alimentos y bebidas a que contribuyan a reducir los factores de riesgo de ENT y a crear entornos alimentarios saludables mediante la reformulación de productos para ofrecer opciones más sanas2,3.

Gracias a sus propiedades, los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías posibilitan que los fabricantes apoyen esos objetivos de salud desarrollando alimentos y bebidas con menos energía y menos azúcares. Al tener un poder edulcorante muy elevado en comparación con los azúcares, en la práctica, los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías se utilizan en cantidades diminutas para conferir el nivel deseado de dulzor a alimentos y bebidas, mientras que aportan muy poca energía, o ninguna, al producto final4.

Cuando se utilizan como parte de una dieta y un estilo de vida saludables, los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías pueden ayudarnos a cumplir las recomendaciones actuales de salud pública respecto a reducir el consumo en exceso de azúcares, sin que ello afecte al placer de consumir alimentos y bebidas de sabor dulce. Es más, los consumidores de bebidas edulcoradas bajas en calorías o sin calorías tienen más probabilidades de cumplir la recomendación respecto a la ingesta de azúcares libres, en comparación con los consumidores de bebidas edulcoradas con azúcar, según un reciente estudio en Reino Unido5.

Los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías son útiles para reducir la ingesta calórica

Al sustituir a los azúcares en alimentos y bebidas, los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías ayudan a disminuir la densidad energética (la cantidad de calorías por gramo de alimento) de estos alimentos, lo que, a su vez, puede suponer un ahorro importante de calorías. Numerosos estudios que comprueban el impacto del consumo de edulcorantes bajos en calorías/sin calorías sobre la ingesta calórica de la siguiente comida y sobre la ingesta total diaria de energía demuestran que existe una importante disminución calórica con el uso de edulcorantes bajos en calorías/sin calorías en comparación con el azúcar, sin que haya una diferencia significativa en comparación con el agua u otras bebidas sin edulcorar6,7.

Los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías como parte de una dieta saludable

Las guías nutricionales de todo el mundo animan a las personas a seguir un patrón dietético y de estilo de vida saludable para favorecer la salud y el bienestar general, lo que incluye un peso corporal saludable. Comer de forma sensata, eligiendo una dieta variada y de alta calidad a partir de una gama amplia de alimentos, y mantenerse activos, son grandes maneras de fomentar la salud.

La elección de bebidas o alimentos edulcorados con menos calorías o sin calorías se ha asociado a una mayor calidad de la dieta en diferentes poblaciones de todo el mundo, como en EEUU, Reino Unido y Brasil5,8-10. La investigación demuestra que los consumidores de productos edulcorados bajos en calorías/sin calorías tienden a seguir dietas de mayor calidad, con productos alimentarios que contienen menos azúcares, e ingestas más elevadas de otros grupos alimentarios saludables, como frutas y verduras.

Los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías también se utilizan con frecuencia en los esfuerzos por controlar el peso y/o como parte de una estrategia de mantenimiento con éxito de la pérdida de peso11. Las personas que se están esforzando por perder peso o que desean controlar su peso corporal o sus niveles de glucosa usan con mayor frecuencia alimentos y bebidas bajos en calorías/sin calorías12,13. La investigación reciente también sugiere que el consumo de bebidas dietéticas endulzadas con edulcorantes bajos en calorías/sin calorías puede ayudar a quienes hacen dieta a controlar la ingesta de alimentos cuando tienen antojos, y también a alinear los objetivos potencialmente conflictivos de las personas a dieta, es decir, el placer de comer y el control del peso14.

  1. Bellisle F. Intense Sweeteners, Appetite for the Sweet Taste, and Relationship to Weight Management. Curr Obes Rep 2015; 4(1): 106-110
  2. EU Framework for National Initiatives on Selected Nutrients, Annex II: Added Sugars, 2015
  3. Public Health England (PHE) 2015. Sugar reduction: The evidence for action. Annexe 5: Food Available online at: https://www.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/470176/Annexe_5._Food_Supply.pdf
  4. Gibson S, Ashwell M, Arthur J, et al. What can the food and drink industry do to help achieve the 5% free sugars goal? Perspect Public Health.2017 Jul; 137(4): 237-247
  5. Patel L, Alicandron G, La Vecchia C. Low-calorie beverage consumption, diet quality and cardiometabolic risk factor in British adults. Nutrients 2018; 10: 1261
  6. Rogers PJ, Hogenkamp PS, de Graaf C, et al. Does low-energy sweetener consumption affect energy intake and body weight? A systematic review, including meta-analyses, of the evidence from human and animal studies. Int J Obes (Lond) 2016; 40: 381-94
  7. Toews I, Lohner S, de Gaudry DK, Sommer J, Meerpohl JJ. Association between intake of non-sugar sweeteners and health outcomes: systematic review and meta-analyses of randomised and non-randomised controlled trials and observational studies. BMJ 2019;363: k4718
  8. Drewnowski A, Rehm CD. Consumption of low-calorie sweeteners among U.S. adults is associated with higher Healthy Eating Index (HEI 2005) scores and more physical activity. Nutrients. 2014; 6(10): 4389-403
  9. Leahy M, Ratliff JC, Riedt CS, Fulgoni III VL. Consumption of Low-Calorie Sweetened Beverages Compared to Water Is Associated with Reduced Intake of Carbohydrates and Sugar, with No Adverse Relationships to Glycemic Responses: Results from the 2001–2012 National Health and Nutrition Examination Surveys. Nutrients2017; 9: 928
  10. Silva Monteiro L, Kulik Hassan B, Melo Rodrigues PR, Massae Yokoo E, Sichieri R, Alves Pereira R. Use of table sugar and artificial sweeteners in Brazil: National Dietary Survey 2008-2009. Nutrients 2018; 10: 295
  11. Catenacci VA, Pan Z, Thomas JG, et al. Low/no calorie sweetened beverage consumption in the National Weight Control Registry. Obesity (Silver Spring) 2014; 22(10): 2244-51
  12. Drewnowski A, Rehm C. The use of low-calorie sweeteners is associated with self-reported prior intent to lose weight in a representative sample of US adults. Nutrition & Diabetes 2016; 6: e202
  13. Grech A, Kam CO, Gemming L, Rangan A. Diet-Quality and Socio-Demographic Factors Associated with Non-Nutritive Sweetener Use in the Australian Population. Nutrition 2018; 10: 833
  14. Maloney NG, Christiansen P, Harrold JA, Halford JCG, Hardman CA. Do low-calorie sweetened beverages help to control food cravings? Two experimental studies. Physiology & Behavior 2019; 208: 112500