Se requiere una mejor comunicación de riesgo/beneficios de los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías para lograr la reducción recomendada en el consumo de azúcar

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Ideas principales de un informe publicado del congreso de FENS 2019

Aspectos destacados:

  • Para lograr la reducción recomendada en el consumo de azúcar deberán implantarse distintas estrategias de salud pública, entre las que se incluyen reducir las porciones, promover unos hábitos alimenticios más saludables y la reformulación de alimentos y bebidas.
  • Los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías pueden resultar útiles en la reformulación de productos, pues permiten sustituir el azúcar y reducir las calorías de los alimentos y bebidas sin perder el sabor dulce.
  • Antes de recibir la aprobación pertinente, organismos reguladores de todo el mundo realizan estudios exhaustivos de todos los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías para confirmar su seguridad.
  • Pese a contar con la autorización preceptiva y a su utilidad para reducir el consumo de azúcar, hay quienes siguen afirmando que presentan efectos negativos, a menudo basándose en información falsa o con poca o ninguna base científica.
  • La información errónea, cuando exista, deberá contrarrestarse para garantizar que el público reciba un informe equilibrado de la totalidad de la investigación científica.

 

El presente artículo analiza las principales conclusiones de un informe recién publicado por Gallagher et al1 en el que se resumen los mensajes clave de las presentaciones y debates del simposio científico organizado por la ISA en el 13.º Congreso Europeo de Nutrición (FENS 2019). Dado que la reducción en el consumo de azúcar se ha convertido en una prioridad de salud pública, el simposio tenía como fin analizar las pruebas científicas y las recomendaciones relativas al uso y los beneficios potenciales de los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías para lograr este objetivo, centrándose especialmente en sus efectos en términos del peso corporal y de control glucémico, además de comentar el rumbo de la investigación futura.

Si nos fijamos en las pruebas disponibles de ensayos clínicos en humanos que se han examinado en revisiones sistemáticas y estudiado en metaanálisis recientes, los autores llegaron a la conclusión de que los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías pueden servir para reducir el consumo energético y, de este modo, controlar el peso, siempre que se usen en la dieta en sustitución del azúcar y de productos azucarados.

Respecto de su impacto sobre la diabetes y el control de la glucosa, los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías provocan un incremento menor en la glucosa en sangre en comparación con el azúcar, un factor relevante para los diabéticos, quienes han de controlar sus niveles de glucosa en sangre y evitar subidas. Cuando se realiza una comparación en estos estudios entre los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías y el agua o un placebo, su impacto en el control de la glucosa o en el peso corporal es similar, por lo que no debería esperarse que tengan algún tipo de efecto farmacológico o de pérdida de peso.

Cómo entender y comunicar los beneficios potenciales derivados del uso de edulcorantes bajos en calorías/sin calorías

Debemos comprender los beneficios potenciales de los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías para poder ofrecer una mejor comunicación de riesgo/beneficios. Con estos edulcorantes se pueden crear productos dulces que no requieran azúcar, o con una cantidad menor, y que tengan menos calorías o ninguna. Así pues, cuando tomamos alimentos o bebidas con edulcorantes bajos en calorías/sin calorías en lugar de sus versiones azucaradas, estamos consumiendo menos calorías a lo largo del día, y esto, en último término, pudiera resultar con el tiempo en una modesta pérdida de peso, algo que no ocurriría si no se sustituye el azúcar y se reduce el consumo de calorías de nuestra dieta.

Además, quienes consumen productos con sustitutos del azúcar a menudo optan por estos porque los alimentos y bebidas edulcorados con pocas calorías/sin calorías les ayudan a mantener una dieta que les gusta y que les permite alcanzar el objetivo a largo plazo de controlar su peso. En la práctica, esto significa que los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías sirven para que algunos puedan seguir una dieta con menor consumo de estas y más apetecible. De hecho, la investigación ha demostrado que en algunos casos estos edulcorantes pueden servir para gestionar mejor los episodios de ansiedad y para sentirse más en control y menos culpable por comer.

Los académicos e investigadores en el ámbito de la nutrición autores del informe llegaron a la conclusión de que, dado el interés en materia de salud pública relacionado con el impacto de los azúcares en la salud y el papel que podrían desempeñar al respecto los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías, es importante que se dé a conocer públicamente la totalidad de las pruebas y de las conclusiones de las investigaciones sobre estos productos que se están efectuando. No obstante, también hicieron hincapié en la importancia de reconocer que incluso con una base factual perfectamente desarrollada, la traducción de los beneficios de los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías en mayores beneficios de salud pública se acabará viendo lastrada si no desaparece el escepticismo infundado respecto de los sustitutos del azúcar en el público general, los profesionales de la salud y otras partes interesadas. Así pues, resulta esencial contrarrestar la información errónea que se observa en esta área pese a las continuas aprobaciones regulatorias y la confirmación de que los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías son seguros.

Deberá mejorarse la comunicación de riesgo/beneficios para garantizar que se dé una información equilibrada de la totalidad de la base factual y, aún más importante, para apoyar las estrategias de salud pública más generales que tienen como fin reducir el consumo excesivo de azúcares y, de este modo, tener un efecto positivo sobre la salud.

  1. Gallagher AM , Ashwell M, Halford JCG, Hardman CA, Maloney NG and Raben A. Low-calorie sweeteners in the human diet: scientific evidence, recommendations, challenges and future needs. A symposium report from the FENS 2019 conference. Journal of Nutritional Science 2021; 10:E7. doi:10.1017/jns.2020.59