Nuevo estudio demuestra el útil papel de la sustitución de bebidas azucaradas por bebidas edulcoradas bajas en calorías/sin calorías para las personas que padecen sobrepeso u obesidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Resultados de una revisión sistemática y meta análisis en red de ensayos clínicos llevados a cabo por el Grupo de Estudio sobre Diabetes y Nutrición de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) para informar las Guías de práctica clínica para la terapia nutricional de la EASD.

Aspectos destacados

  • Una nueva revisión sistemática y un meta análisis de ensayos controlados aleatorizados (ECA) confirma un papel beneficioso de las bebidas edulcoradas bajas en calorías/sin calorías en la reducción del peso corporal y de factores de riesgos cardiometabólicos, cuando dichas bebidas sustituyen a bebidas endulzadas con azúcar en la dieta.
  • Las bebidas edulcoradas bajas en calorías/sin calorías se asociaron a una reducción de peso corporal, índice de masa corporal, porcentaje de grasa corporal, y lípidos intra hepatocelulares en adultos con sobrepeso y obesidad, con diabetes o en riesgo de padecerla, en comparación con las bebidas endulzadas con azúcar.
  • Sus beneficios fueron similares a los del agua, la sustitución estándar de referencia, lo que hace de las bebidas edulcoradas bajas en calorías/sin calorías una útil estrategia alternativa de sustitución de las bebidas azucaradas.

 

Actualmente, en las principales pautas dietéticas falta una orientación clara sobre el papel de las bebidas endulzadas con edulcorantes bajos en calorías/sin calorías en las estrategias de reducción de azúcares, debido a las preocupaciones que aún existen sobre su impacto en la salud cardiometabólica. Con el fin de aportar evidencias que puedan ayudar a informar las guías sobre la ingesta de bebidas edulcoradas bajas en calorías/sin calorías como posibles sustitutas de bebidas edulcoradas con azúcar (BEA), se ha publicado un nuevo estudio en JAMA Network Open, dirigido por los expertos del Grupo de Estudio sobre Diabetes y Nutrición (DNSG) de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD)1. Los expertos en nutrición y diabetes revisaron y analizaron todos los estudios disponibles que han investigado los efectos de las bebidas edulcoradas bajas en calorías/sin calorías sobre resultados de peso y factores cardiometabólicos, y examinaron si las bebidas bajas en calorías, como sustitutas de las BEA, pueden producir mejoras similares a las del agua.

¿Por qué es importante este estudio?

El presente estudio es importante por tres razones principales. En primer lugar, tiene como objetivo informar las Guías de práctica clínica para la terapia nutricional de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes. En segundo lugar, la metodología seguida en el estudio es una fortaleza clave. El uso de meta análisis en red proporcionó estimaciones más precisas que las estimaciones individuales – directas o indirectas – y, además, permitió la evaluación simultánea de tres sustituciones (bebidas bajas en calorías en vez de BEA, agua en vez de BEA, y bebidas bajas en calorías en vez de agua), aprovechando comparaciones directas e indirectas con un comparador común para ampliar el volumen de la información. Finalmente, los expertos del DNSG llevaron a cabo una exhaustiva búsqueda de literatura científica que solo incluía ECA, los estudios que proporcionan mayor calidad de la evidencia y la máxima protección ante sesgos.

¿Cómo se llevó a cabo el estudio?

El meta análisis en red incluyó 17 ECA con 24 comparaciones y con una duración media de los estudios de 12 semanas, implicando a 1733 adultos participantes con sobrepeso u obesidad con diabetes o en riesgo de padecerla. Los ensayos examinaban la asociación de las bebidas a factores de riesgo cardiometabólico (adiposidad, glucemia, lípidos en sangre, presión arterial, enfermedad del hígado graso no alcohólico [EHGNA], y ácido úrico). Se utilizaron tres sustituciones previamente especificadas: bebidas edulcoradas bajas en calorías/sin calorías en vez de BEA (sustitución con el objetivo de desplazamiento calórico), agua en vez de BEA (sustitución estándar de referencia con desplazamiento calórico), y bebidas edulcoradas bajas en calorías/sin calorías en vez de agua (sustitución de referencia sin desplazamiento calórico).

¿Qué demostraron los resultados del estudio?

Las conclusiones de este estudio respaldan la afirmación de que la sustitución de bebidas endulzadas con azúcar por bebidas edulcoradas bajas en calorías/sin calorías está asociada a reducciones del peso corporal y de factores de riesgo cardiometabólico, sin evidencias de efectos perjudiciales. Estas mejoras fueron similares a las asociadas a la sustitución por agua, el estándar de referencia.

En concreto, los resultados del estudio demostraron que la sustitución de BEA por bebidas edulcoradas bajas en calorías/sin calorías estaba asociada a pequeñas, pero significativas, reducciones en peso corporal (−1,06 kg; −1,71 a –0,41 kg), índice de masa corporal, porcentaje de masa corporal, y lípidos intra hepatocelulares, con evidencias de certeza moderada. Tampoco hubo evidencias de daños o efectos adversos asociados a esta sustitución. También se asoció una pequeña reducción en peso corporal a los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías en comparación con el agua, aunque el agua se asoció a un nivel inferior de hemoglobina glicosilada, y las bebidas edulcoradas bajas en calorías/sin calorías a un mayor descenso de la presión arterial sistólica en comparación con el agua. Finalmente, en la comparación entre BEA y agua, ni el peso corporal ni otros resultados mostraron diferencias significativas, aunque el sentido de la asociación favoreció al agua en la mayoría de los resultados.

¿Qué suponen estos resultados para las personas que padecen sobrepeso u obesidad?

Las personas que padecen sobrepeso u obesidad y padecen diabetes o están en riesgo de padecerla, deberían poder disfrutar de una amplia variedad de alimentos y bebidas saludables, seguros y sabrosos en su esfuerzo por controlar su peso corporal y sus niveles de glucosa en sangre. Los resultados de este estudio confirman que, a medio plazo, las bebidas edulcoradas bajas en calorías/sin calorías pueden ser una práctica alternativa al agua como estrategia de sustitución de las bebidas azucaradas y que, cuando se consumen como parte de una dieta y un estilo de vida saludables, pueden ayudar a las personas que padecen sobrepeso u obesidad en su esfuerzo por controlar el peso.

Los resultados del estudio también están en línea con las conclusiones de otras revisiones sistemáticas2-7. Los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías pueden utilizarse en alimentos y bebidas para proporcionar una amplia selección de opciones de sabor dulce con pocas calorías y sin calorías. Por tanto, pueden ser una herramienta útil, cuando se usan en vez de azúcar y como parte de una dieta equilibrada, para ayudar a reducir la ingesta total de azúcares y calorías2-4 y, a su vez, para el control del peso corporal4,5, así como para controlar los niveles de glucosa en sangre6,7.

Los expertos en nutrición y diabetes del DNSG y autores de este estudio concluyen que estos resultados pueden informar la guía sobre el papel de las bebidas edulcoradas bajas en calorías/sin calorías en estrategias de reducción de azúcares.

  1. McGlynn ND, Khan TA, Wang L, et al. Association of Low- and No-Calorie Sweetened Beverages as a Replacement for Sugar-Sweetened Beverages With Body Weight and Cardiometabolic Risk: A Systematic Review and Meta-analysis. JAMA Network Open 2022; 5(3):e222092
  2. Lee HY, Jack M, Poon T, Noori D, Venditti C, Hamamji S, Musa-Veloso K. Effects of Unsweetened Preloads and Preloads Sweetened with Caloric or Low-/No-Calorie Sweeteners on Subsequent Energy Intakes: A Systematic Review and Meta-Analysis of Controlled Human Intervention Studies. Adv Nutr. 2021 Jul 30;12(4):1481-1499
  3. Toews I, Lohner S, Kullenberg de Gaudry D, Sommer H, Meerpohl JJ. Association between intake of non-sugar sweeteners and health outcomes: systematic review and meta-analyses of randomised and non-randomised controlled trials and observational studies. BMJ 2019;364:k4718
  4. Rogers PJ and Appleton KM.The effects of low-calorie sweeteners on energy intake and body weight: a systematic review and meta-analyses of sustained intervention studies. Int J Obes 2021; 45(3): 464-478
  5. Laviada-Molina H, Molina-Segui F, Pérez-Gaxiola G, et al. Effects of nonnutritive sweeteners on body weight and BMI in diverse clinical contexts: Systematic review and meta-analysis. Obesity Reviews 2020;21(7):e13020.
  6. Greyling A, Appleton KM, Raben A, Mela DJ. Acute glycemic and insulinemic effects of low-energy sweeteners: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Am J Clin Nutr 2020 Oct 1;112(4):1002-1014
  7. Nichol AD, Holle MJ, An R. Glycemic impact of non-nutritive sweeteners: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Eur J Clin Nutr 2018;72:796-804