Los efectos del agua y de las bebidas edulcoradas no nutritivas sobre la pérdida de peso durante un Programa de Tratamiento de Pérdida de Peso de 12 semanas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Autor(es): Peters JC, Wyatt HR, Foster GD, Pan Z, Wojtanowski AC, Vander Veur SS, Herring SJ, Brill C, Hill JO
Nombre de publicación : Obesity, 2014 June; 22(6): 1415–1421
Año de publicación : 2014

Resumen

Objetivo: Comparar la eficacia de las bebidas edulcoradas no nutritivas (BENN) o del agua para la pérdida de peso durante un programa de tratamiento conductual de pérdida de peso de 12 semanas. Métodos: Se utilizó un diseño de ensayo de equivalencia con el agua o las bebidas edulcoradas no nutritivas como el factor principal en un ensayo aleatorio prospectivo en 303 varones y mujeres. Todos los individuos del estudio participaron en un programa conductual de tratamiento de pérdida de peso. Se comunicaron los resultados de la fase de pérdida de peso (12 semanas) de un ensayo continuo (1 año) que evaluaba asimismo los efectos de estos dos tratamientos sobre el mantenimiento de la pérdida de peso. Resultados: Los dos tratamientos no resultaron equivalentes y el grupo de tratamiento con bebidas edulcoradas no nutritivas perdió significativamente más peso en comparación con el grupo de consumo de agua (5,95 kg frente a 4,09 kg; P < 0,0001) después de 12 semanas. Los participantes en el grupo con bebidas edulcoradas no nutritivas comunicaron unas reducciones significativamente mayores en los sentimientos subjetivos de hambre que los del grupo de consumo de agua durante las 12 semanas. Conclusión: Estos resultados muestran que el agua no resulta superior a las bebidas edulcoradas no nutritivas en relación con la pérdida de peso durante un programa conductual global de pérdida de peso.

Sumario

Los resultados de este estudio sugieren que el agua no resulta superior a las bebidas edulcoradas no nutritivas (BENN) para la pérdida de peso, dentro del contexto de un plan conductual global de pérdida de peso. El objetivo de este ensayo consistía en comparar directamente el agua, la bebida que es el “criterio de referencia” para ayudar a una buena salud, con las bebidas edulcoradas no nutritivas dentro del contexto de la pérdida de peso. Este ensayo aleatorio prospectivo de 1 año aplicaba un diseño de equivalencia en el que los grupos de estudio recibían agua o bebidas edulcoradas no nutritivas. El ensayo englobaba una fase de pérdida de peso de 12 semanas, seguida de una fase de mantenimiento de peso de 9 meses. Los resultados de la fase de pérdida de peso se presentan en este artículo. Durante el estudio, todos los 303 participantes (279 participantes completaron el estudio) fueron objeto de una intervención cognitiva-conductual global de pérdida de peso denominada, “The Colorado Weigh” (“La Báscula de Colorado”), que incluía reuniones en grupo, instrucciones sobre estrategias conductuales de pérdida de peso y mediciones semanales del peso. Cada participante recibió asimismo objetivos en materia de calorías, así como objetivos semanales de actividad física. La comparación igualada entre los dos grupos de estudio indicó que el grupo con bebidas edulcoradas no nutritivas había perdido significativamente más peso que el grupo de agua después de 12 semanas (5,95 kg frente a 4,09 kg (13,1 lbs frente a 9,0 lbs). En el grupo con bebidas edulcoradas no nutritivas, el 64,3% de los participantes perdió > un 5% de su peso corporal, en comparación con el 43,0% de los participantes en el grupo que consumía agua. Los autores concluyeron que sus resultados sugieren que las bebidas edulcoradas no nutritivas pueden formar parte de una estrategia efectiva de pérdida de peso, y que el consumo de dichas bebidas no socava los esfuerzos para perder peso a corto plazo. El seguimiento a más largo plazo de este estudio aleatorio de cohorte está en curso, y proporcionará una visión clara sobre la utilidad de las bebidas edulcoradas no nutritivas en el mantenimiento de la pérdida de peso.

Ver el artículo completo