Endulzar el yogur con glucosa, en lugar de sacarina, promueve el aumento de peso e incrementa la masa adiposa en ratas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Autor(es): Boakes RA; Kendig MD; Martire SI; Rooney KB
Nombre de publicación : Appetite 2016; 105:114-128
Año de publicación : 2016

Resumen

La alegación de que los edulcorantes no nutritivos aceleran el aumento del peso corporal al trastornar las asociaciones dulzor-calorías se verificó en dos experimentos que utilizaron ratas. Los experimentos se modelizaron sobre la base de un estudio clave derivado de una serie de experimentos que comunicaron un mayor aumento del peso corporal en ratas que habían sido alimentadas con yogur endulzado con sacarina en comparación con la glucosa (Swithers & Davidson, 2008). Los dos experimentos actuales compararon del mismo modo a los grupos alimentados con yogur endulzado con sacarina o con glucosa además de con comida y agua, mientras que el Experimento 1 incluía a un tercer grupo (Control) al que se proporcionaba yogur no endulzado. En el Experimento 1, pero no en el Experimento 2, las ratas fueron expuestas inicialmente tanto a yogures endulzados con sacarina como con glucosa con el fin de evaluar su palatabilidad relativa. Nosotros verificamos asimismo si la provisión de una galleta dulce de alta densidad energética aumenta cualesquiera efectos de la sacarina sobre la ingesta de alimentos y el aumento de peso, tal y como predijeron aparentemente Swithers y Davidson (2008). En el Experimento 1 no se produjeron diferencias en el aumento del peso corporal o de la masa adiposa entre el grupo de la Sacarina y el grupo de Control, mientras que el grupo de la Glucosa presentó un peso más elevado al final de las 5 semanas y Ias mayores masas adiposas. La mayor aceptación de la sacarina predecía un mayor aumento del peso a lo largo de todo el experimento. De manera consistente con anteriores informes, las mediciones de la insulina y de la glucosa en sangre en ayunas no diferían entre el grupo de la Sacarina y el grupo de Control, pero sugerían algún trastorno de la sensibilidad a la insulina en el grupo de la Glucosa. El Experimento 2 observó efectos similares de la glucosa sobre la masa adiposa pero no sobre el aumento del peso corporal. En resumen, la adición de sacarina no tiene efectos detectables sobre la regulación del peso corporal, mientras que los efectos de la glucosa sobre la masa adiposa resultaron consistentes con anteriores estudios que comunicaban unos efectos más perjudiciales de los azúcares en comparación con los edulcorantes no nutritivos.

Sumario

Este estudio de Boakes et al no confirmó la teoría de Swithers & Davidson (2008), que alega que los edulcorantes bajos en calorías provocan aumento de peso y observó que la sacarina realmente no ocasionaba un aumento de peso superior en comparación con la glucosa, sino que, al contrario, se detectaron diferencias significativas en la masa adiposa entre los dos grupos, con un porcentaje más elevado de g/kg de grasa en los animales alimentados con glucosa. Los investigadores de la Universidad de Sidney, Australia, replicaron los experimentos de Swithers & Davidson (2008) con el fin de verificar la teoría de que los edulcorantes bajos en calorías aceleran el aumento del peso corporal al trastornar las asociaciones dulzor-energía, pero sus resultados refutaron la hipótesis del grupo de Swithers.

En este estudio de Boakes et al, los investigadores examinaron asimismo la hipótesis de si la exposición previa a la sacarina generaría una compensación más pobre de la energía, y si, a lo largo del tiempo, se incrementaría la ingesta de energía y / o el aumento de peso. En los dos experimentos que realizaron los autores observaron que la sacarina no provoca un aumento del consumo de energía y un mayor incremento del peso en comparación con la glucosa. Los autores concluyen en su publicación que: “Nuestros resultados indican que los efectos de la glucosa fueron más perjudiciales que los de la sacarina en términos del aumento del peso corporal y de la masa adiposa. Este resultado se encuentra en oposición a los resultados del grupo de Swithers y otros, pero resulta consistente con la mayoría de investigaciones en animales y humanos que sugieren que los efectos de los edulcorantes no nutritivos no son más perjudiciales que los de otros productos endulzantes calóricos”.

Ver el artículo completo