Respuesta de la ISA al informe de ANSES

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Bruselas, 14 de enero de 2015: La International Sweeteners Association (ISA) reconoce el trabajo llevado a cabo por la comisión técnica científica de la ANSES (Agencia francesa de seguridad sanitaria de la alimentación, el medioambiente y el trabajo) sobre la evaluación de los “riesgos y beneficios nutricionales de los edulcorantes bajos en calorías”, sin embargo, se muestra molesta por el hecho de que las conclusiones no apoyen la abundancia de conocimientos científicos sólidos disponibles que destacan el papel y los beneficios de los edulcorantes bajos en calorías, como instrumento para el control de peso.

El Dr. Pierre Azam, un destacado médico generalista y endocrinólogo francés, Presidente de Obobs, el Observatorio Francés de la Obesidad, y miembro de la comisión de expertos científicos de la ISA, confirma que los edulcorantes bajos en calorías ofrecen opciones alimentarias alternativas de utilidad para los pacientes: “los edulcorantes bajos en calorías pueden incluirse en una concepción global para el control de peso y de diabetes, pues permiten evitar la frustración y permitir así una mayor adherencia al tratamiento terapéutico. Creo firmemente que mediante la aportación de dulzor, fuente de placer, sin calorías, los edulcorantes bajos en calorías pueden ser parte de la solución para los pacientes que deseen controlar su peso o diabetes.”

El informe de la ANSES1 reconoce la seguridad de los edulcorantes bajos en calorías y aprueba los hallazgos de la EFSA que confirman que los edulcorantes bajos en calorías “no tienen efectos en el metabolismo de los hidratos de carbono ni en la glucosa en sangre a corto o largo plazo” y “no pueden fermentarse con bacterias orales”, pudiendo por tanto “ayudar a mantener los dientes sanos”.2

Haciendo particular referencia a los beneficios del consumo de bebidas azucaradas bajas en calorías y al control de peso, un estudio3 liderado por los expertos en investigación de la obesidad el Prof. John Peters y el Prof. James Hill, realizado sobre una muestra de 303 personas durante un periodo de tres meses, arrojó algunos resultados muy esclarecedores. Las personas que consumían bebidas bajas en calorías perdieron un 44% más de peso – una media de 5,95 kg en 12 semanas – que las que se encontraban en el grupo de control con agua, quienes solo perdieron de media 4,09 kg en el mismo periodo. El grupo que consumió bebidas bajas en calorías informó además sentir menor sensación de hambre que el grupo de control con agua.

El Dr. Hervé Nordmann, Presidente del Comité Científico y Regulador de la ISA, afirma: “Las opciones con edulcorantes bajos en calorías no representan lo que llamaríamos “soluciones mágicas”. Sin embargo, cuando se utilizan como parte de una dieta equilibrada, pueden resultar una alternativa valiosa para obtener el sabor del azúcar sin las calorías o el impacto en los niveles de glucosa en sangre.”Y añadía: “Vistos los desafíos que representan para la sanidad pública las consecuencias del sobrepeso, los edulcorantes bajos en calorías tiene un papel que jugar. El corpus científico que existe en defensa de los beneficios de los edulcorantes bajos en calorías es ya significativo y se encuentra en constante crecimiento.”

  1. Evaluation of nutritional risks and benefits of low calorie sweeteners. ANSES opinion, scientific panel report. November 2014
  2. http://www.efsa.europa.eu/en/press/news/131210.htm
  3. The effects of water and non-nutritive sweetened beverages on weight loss during a 12-week weight loss treatment program. Peters JC et al. (2014), Obesity, 22(6), 1415-21