Los hechos desmienten la existencia de una relación entre las bebidas dietéticas y la diabetes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Declaración de la ISA en respuesta al estudio realizado por el Instituto Karolinska, Suecia, sobre las bebidas dietéticas y la diabetes

La International Sweeteners Association (ISA), tras haber examinado este documento, concluye que no existen hechos que demuestren que el consumo de bebidas edulcoradas bajas en calorías aumente el riesgo de padecer diabetes, como afirma un nuevo estudio observacional 1 del Instituto Karoliska de Suecia.

Es importante mencionar que antes de que cualquier edulcorante bajo en calorías sea aprobado para su uso en alimentos o bebidas, se requieren estudios específicos para demostrar que los edulcorantes bajos en calorías no tienen ningún impacto ni en la secreción de insulina ni en el control de glucosa en sangre, incluyendo en adultos y niños con diabetes. Por lo tanto, existe ya un banco consolidado y sólido de hechos científicos que demuestran que los edulcorantes bajos en calorías no afectan ni a la secreción de insulina ni al control de glucosa en sangre. De hecho, conducen a niveles más bajos de glucosa en sangre post-prandial, una ventaja para las personas con diabetes que también ha sido reconocida como una propiedad saludable por la Autoridad de Seguridad Alimentaria Europea (EFSA), ”El consumo de alimentos con edulcorantes bajos en calorías en lugar de azúcar provoca una subida menor de la glucosa en sangre después de su consumo en comparación con los alimentos con azúcar” 2.

El nuevo estudio realizado por Löfvenborg et al no establece una relación causal entre el consumo de bebidas dietéticas y el riesgo de padecer diabetes. De hecho, los autores reconocen la limitación principal del estudio, su diseño retrospectivo que puede conducir a un sesgo de memoria. El hecho de que se pidiera a los pacientes recordar su consumo de bebidas edulcoradas antes de su diagnóstico, mientras se pedía a los controles recordar su ingesta durante el año directamente anterior a la fecha de participación, puede producir sesgo. Como en todos los estudios de naturaleza observacional, no puede excluirse la posibilidad de que los resultados estén influenciados por factores confusos residuales y sin medir o sean demasiado parciales. Como resultado, la ingesta mayor de bebidas edulcoradas bajas en calorías puede ser perfectamente la consecuencia en lugar de la “causa” de la diabetes.

Los edulcorantes bajos en calorías y los alimentos y las bebidas que los contienen ofrecen a las personas con diabetes una mayor variedad de alimentos y el placer del sabor dulce sin contribuir al aumento de los niveles de glucosa en sangre o insulina. 3 En un momento en el que la carga para la salud pública del sobrepeso y la obesidad (el principal factor de riesgo para padecer la diabetes de tipo 2) es tan alta, sería lamentable que debiera desmotivarse a las personas en relación con el uso de bebidas bajas en calorías como un medio seguro y efectivo de reducir y controlar su peso 4 por publicaciones especulativas como este documento 1.

Puede encontrar información sobre el uso de los edulcorantes bajos en calorías en personas con diabetes en la ficha de la ISA “Charla dulce sobre la diabetes: ¿Cómo pueden ayudar los edulcorantes bajos en calorías?” haciendo clic aquí.

Para más información sobre los edulcorantes bajos en calorías, visite /es o póngase en contacto con la Secretaría de la ISA haciendo clic aquí.

  1. Löfvenborg et al. Sweetened beverage intake and risk of latent autoimmune diabetes in adults (LADA) and type 2 diabetes. European Journal of Endocrinology (2016); 175: 605–614
  2. Commission Regulation (EU) No 432/2012 of 16 May 2012 establishing a list of permitted health claims made on foods, other than those referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health
  3. Gardner C, et al. Nonnutritive sweeteners: current use and health perspectives: a scientific statement from the American Heart Association and the American Diabetes Association. Diabetes Care. (2012) Aug;35(8):1798-808
  4. Rogers PJ, Hogenkamp PS, de Graaf K, et al. Does low-energy sweetener consumption affect energy intake and body weight? A systematic review, including meta-analyses, of the evidence from human and animal studies. Int J Obes 2016; 40(3): 381-94