Edulcorantes bajos en calorías y diabetes: Posiciones de organizaciones científicas, médicas, y de pacientes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Un seminario web de la Federación Española de Diabetes (FEDE)

 

Aspectos destacados:

  • Los edulcorantes bajos en calorías son seguros, incluso para las personas con diabetes, y su consumo está muy por debajo de los límites de Ingesta Diaria Admisible (IDA).
  • Los edulcorantes bajos en calorías tienen un efecto favorable sobre los niveles de glucosa postprandial, cuando se consumen en lugar de azúcares.
  • Al sustituir a los azúcares, los edulcorantes bajos en calorías pueden ayudar a reducir la ingesta diaria de hidratos de carbono y calorías.

El 27 de junio de 2019, la Federación Española de Diabetes (FEDE) organizó un seminario web de 45 minutos titulado “Edulcorantes bajos en calorías y diabetes: Evidencia científica”, que fue presentado por la doctora en medicina Pilar Riobó. El seminario web, apoyado por la Asociación Internacional de Edulcorantes (International Sweeteners Association – ISA), tenía el propósito de presentar la evidencia científica relacionada con el consumo de edulcorantes bajos en calorías por parte de personas con diabetes, tal como se había examinado e incluido en opiniones científicas, documentos de opinión y consenso de expertos procedentes de organismos científicos, autoridades de seguridad y reguladoras, y organizaciones médicas o de pacientes relacionadas con la diabetes. El artículo actual ofrece un resumen de la información que presentó la doctora Riobó durante este seminario, y que aún puede verse en el canal de YouTube de la FEDE aquí.

Opiniones científicas y posiciones de organismos científicos y reguladores

A lo largo de la última década, agencias reguladoras, como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), y organizaciones científicas, como la Asociación Americana de Diabetes (ADA) y la Asociación Americana del Corazón (AHA), entre otras, han publicado opiniones científicas y documentos de posición respecto al consumo de edulcorantes bajos en calorías por parte de todos los grupos de población, incluidas las personas con diabetes.

Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)
En base a la sólida evidencia, la EFSA llegó a la conclusión en una opinión científica sobre los edulcorantes bajos en calorías publicada en 2011, de que: “El consumo de alimentos que contienen edulcorantes bajos en calorías en lugar de azúcar induce una menor elevación de la glucosa en sangre después de su consumo en comparación con los alimentos que contienen azúcares”. Esta afirmación es una declaración de propiedades saludables autorizada en el Registro de la UE de declaraciones nutricionales y de propiedades saludables. En la práctica, esto significa que, en comparación con los azúcares, los edulcorantes bajos en calorías tienen un efecto favorable sobre la glucosa postprandial, que es el nivel de glucosa en sangre tras el consumo de alimentos/bebidas, en especial en personas con alteraciones en la tolerancia a la glucosa, como las personas con diabetes o prediabetes.

Asociación Americana de Diabetes (American Diabetes Association – ADA) y Asociación Americana del Corazón (American Heart Association – AHA)
En 2012, la ADA y la AHA publicaron una Declaración de Posición conjunta sobre el uso actual y las perspectivas para la salud de los edulcorantes bajos en calorías. Entre sus conclusiones, se afirmaba que: “Los ENN [edulcorantes no nutritivos] pueden utilizarse dentro de una alimentación estructurada para sustituir fuentes de azúcares añadidos, y que esta sustitución puede dar como resultado modestas reducciones de ingesta de energía y pérdida de peso”. Al referirse a una “alimentación estructurada”, la posición pretende hacer énfasis en que, para ser útiles en el control del peso, los edulcorantes bajos en calorías deberían consumirse en el contexto de una alimentación con menos calorías, saludable y equilibrada, y que sus beneficios en control del peso están relacionados con el nivel de azúcar y, por consiguiente, la reducción de calorías.

Consenso de expertos

Además, distintos consensos de expertos publicados recientemente, como el Consenso Iberoamericano sobre edulcorantes bajos en calorías de Serra-Majem et al. (2018) y el Informe de Consenso sobre terapias nutricionales para adultos con diabetes y prediabetes de Evert et al. (2019), éste último respaldado por la Asociación Americana de Diabetes (ADA), revisaron la evidencia actual sobre el consumo de edulcorantes bajos en calorías y reiteraron que el consumo de edulcorantes bajos en calorías es seguro dentro de los niveles de Ingesta Diaria Admisible (IDA). Este Informe de Consenso llegaba a la conclusión de que “reemplazar los azúcares añadidos por sustitutivos del azúcar podría hacer disminuir la ingesta diaria de hidratos de carbono y calorías”, haciendo énfasis en que “debería aconsejarse a la gente que evite compensarlo con la ingesta de calorías adicionales procedentes de otras fuentes alimenticias”.

Posiciones de organizaciones de pacientes y relacionadas con la diabetes

De manera similar, diversas organizaciones médicas y/o de pacientes relacionadas con la diabetes han publicado sus posiciones respecto al consumo de edulcorantes bajos en calorías en personas con diabetes.

Diabetes UK
En diciembre de 2018, Diabetes UK actualizó su Declaración de Posición sobre edulcorantes bajos en calorías con el fin de abordar la información que circula en internet, confusa y contradictoria, sobre este tema. Entre otras recomendaciones, se afirma que: “Sustituir los azúcares libres (en especial, en bebidas endulzadas con azúcar) por edulcorantes bajos en o sin calorías (EBSC) puede ser una estrategia útil y relativamente sencilla (o un trampolín) para ayudar a reducir la ingesta de calorías y ser de ayuda en el control del peso”, e, importante, se hace hincapié en que: “El uso de EBSC como ayuda en la pérdida de peso debe hacerse en el contexto de una alimentación general saludable y un programa de control del peso más amplio”.

Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD)
En 2018, un grupo de trabajo de la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD) llevó a cabo una exhaustiva revisión de la literatura científica actual sobre el papel y los efectos para la salud de los edulcorantes bajos en calorías. En relación con su impacto sobre el control glucémico, el grupo concluyó que: “La gran mayoría de ensayos clínicos controlados aleatorizados muestra un efecto neutro de los edulcorantes bajos en calorías sobre la hemoglobina glicosilada (Hb1Ac), la insulina y la glucosa en los niveles de ayuno y postprandial”. El consenso también señalaba que si los edulcorantes bajos en calorías se utilizan como sustitutivos del azúcar y dentro de un plan dietético estructurado, pueden ayudar a los consumidores a reducir el consumo de hidratos de carbono y la ingesta de energía (calorías) y ser, por tanto, de ayuda para una modesta pérdida de peso y para el control de la glucosa.

Conclusiones finales

En el cierre del seminario organizado por la FEDE, la doctora Riobó destacó las siguientes conclusiones finales:

  • El uso de edulcorantes bajos en calorías es seguro y puede tener beneficios incluso para las personas con diabetes, si se consumen en el contexto de una alimentación y un estilo de vida saludables.
  • La evidencia científica que respalda estas conclusiones es sólida, según han confirmado organizaciones científicas y médicas/de pacientes y agencias de seguridad.
  • Cuando se busque información online sobre edulcorantes bajos en calorías, deben buscarse siempre fuentes fiables e información científica, y/o pedir información a profesionales de la salud.

Para más información, puede ver el seminario web completo organizado por la FEDE en español con la doctora Riobó haciendo clic aquí. Para consultar las principales opiniones sobre edulcorantes bajos en calorías de organizaciones de seguridad y relativas a la salud de un vistazo, descargue la infografía relacionada, desarrollada por la FEDE con el apoyo de la ISA, que está disponible haciendo clic aquí.

  1. Diabetes UK. The use of low or no calorie sweeteners. Position Statement (Updated December 2018). Available at: https://www.diabetes.org.uk/professionals/position-statements-reports/food-nutrition-lifestyle/use-o….
  2. EFSA. Scientific opinion on the substantiation of health claims related to intense sweeteners. EFSA Journal 2011, 9(6), 2229. Available at: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.2903/j.efsa.2011.2229/epdf
  3. Commission Regulation (EU) No 432/2012 of 16 May 2012 establishing a list of permitted health claims made on foods
  4. Evert AB, Dennison M, Gardner CD, Garvey WT, Lau KHK, MacLeod J, Mitri J, Pereira RF, Rawlings K, Robinson S, Saslow L, Uelmen A, Urbanski PB, Yancy Jr. WS. Nutrition Therapy for Adults with Diabetes or Prediabetes: A Consensus Report. Diabetes Care. 2019 May;42(5):731-754
  5. Gardner C, Wylie-Rosett J, Gidding SS, et al. Nonnutritive Sweeteners: Current Use and Health Perspectives. Diabetes Care 2012; 35(8): 1798-1808
  6. Laviada-Molina H, Escobar-Duque ID, Pereyra E, Romo-Romo A, Brito-Córdova G, Carrasco-Piña E, González-Suárez R, López-García R, Molina-Seguí F, Mesa-Pérez JA. Consenso de la Asociación Latinoamericana de Diabetes sobre uso de edulcorantes no calóricos en personas con diabetes [Consensus of the Latin-American Association of Diabetes on low calorie sweeteners in persons with diabetes]. Rev ALAD. 2018;8:152-74
  7. Serra-Majem L, Raposo A, Aranceta-Bartrina J, et al. Ibero–American Consensus on Low- and No-Calorie Sweeteners: Safety, nutritional aspects and benefits in food and beverages. Nutrients 2018; 10: 818