Aspectos destacados de la Conferencia DIETS-EFAD 2014

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Los edulcorantes bajos en calorías y su impacto en el control de peso, la diabetes y el gusto por lo dulce fueron los temas de debate principales el pasado fin de semana entre los expertos en salud y dietética que la ISA reunió en la Conferencia DIETS-EFAC (Federación Europea de Asociaciones de Dietistas) celebrada en Atenas. A continuación compartimos los aspectos más destacados recogidos en las actas:

ANTOJOS DE ALGO DULCE

Existe la preocupación de si los edulcorantes bajos en calorías podrían aumentar paradójicamente el hambre y los antojos de algo dulce por la disociación de las propiedades sensoriales y hedonistas del dulzor del efecto saciante (aportador de energía) del azúcar. Sin embargo, la conferencia fue testigo de la evidencia consensuada de que esto no es así y de que además los edulcorantes bajos en calorías podrían ser realmente útiles para el control de nuestro intenso deseo innato de algo dulce.

Aspectos destacados de la conferencia:

  • La evidencia sugiere que las personas que incluyen edulcorantes bajos en calorías en su dieta tienen realmente menos probabilidades de desear y sobre-consumir alimentos azucarados según la Dra. France Bellisle de la Unidad de Epidemiología Nutricional de la Universidad de París.
  • Los usuarios de edulcorantes bajos en calorías comen también más sano, en general con dietas más bajas en calorías y mayor consumo de alimentos integrales, fruta y verdura, y productos lácteos con poca grasa.
  • Según la evidencia presentada, muchos expertos opinan que los alimentos edulcorados con edulcorantes bajos en calorías pueden ayudar a menudo a satisfacer el deseo natural de algo dulce, de modo que dejamos de intentar satisfacerlo con otros alimentos azucarados.
  • Los edulcorantes bajos en calorías no aumentan el apetito por algo dulce. El problema de que los edulcorantes bajos en calorías puedan aumentar el deseo de algo dulce por la disociación de las propiedades sensoriales y hedonistas de lo dulce a partir de su efecto saciante (aportador de energía) carece de fundamento según demuestra un convergente corpus de datos que emplean diversas metodologías.

CONTROL DE PESO
Puede sonar sorprendente, pero El Prof. James Hill, Catedrático de Pediatría y Medicina en la Universidad de Colorado, explicaba que perder peso es relativamente fácil –es mantener la pérdida de peso o evitar coger peso en primer lugar lo que es muy duro y requiere mayor investigación científica.

Aspectos destacados de la conferencia:

  • Nuestra biología trabaja en contra nuestra cuando intentamos restringir los alimentos, por lo que estar físicamente activo y por tanto tener más calorías con las que jugar es un enfoque mucho más sano.
  • En el largo plazo, cambios importantes de estilo de vida como pesarse regularmente, desayunar y practicar alguna actividad física durante una hora al día, son maneras claves para mantener la pérdida de peso, según datos del Registro de Control de Peso Nacional de EE.UU (una base de datos de personas que han perdido y no han ganado 13 kg (30 libras) o más).
  • El cambio de bebidas azucaradas por bebidas sin calorías es una estrategia efectiva para mantener el peso; miembros del Registro de Control de Peso Nacional bebieron tres veces más bebidas edulcoradas con edulcorantes bajos en calorías que el público general.
  • Un ensayo controlado aleatorio que comparaba los efectos del agua y las bebidas dietéticas en la pérdida de peso mostró que las personas más delgadas que bebieron bebidas dietéticas y agua perdieron ligeramente (pero significativamente de manera estática) más peso que las que bebieron solo agua.

DIABETES
Como grupo, las personas con diabetes se encuentren entre los consumidores más habituales de edulcorantes bajos en calorías, manifestó la Dra. Aimilia Papakonstantinou, dietista y profesora de Nutrición y Metabolismo en la Universidad Agrícola de Atenas. Las evidencias indican, concluyó la Dra. Papakonstantinou, que los edulcorantes bajos en calorías son seguros y tienen un papel importante en las dietas de las personas con diabetes.

Aspectos destacados de la conferencia:

  • Incluso entre los consumidores más asiduos de edulcorantes bajos en calorías, la seguridad no representa un problema puesto que no ingieren en modo alguno la cantidad diaria recomendable. De media, una persona necesitaría comer 75 yogures azucarados con edulcorantes bajos en calorías cada día durante el resto de su vida para alcanzar la cantidad diaria admisible.
  • Muchas personas con diabetes creen que no pueden comer sus alimentos azucarados favoritos tras su diagnóstico, sin embargo, los alimentos edulcorados con edulcorantes bajos en calorías pueden ofrecerles una forma de disfrutar de lo dulce puesto que no afectan a la glucosa o insulina en sangre. Asimismo, el sabor y la variedad de los alimentos edulcorados con edulcorantes bajos en calorías pueden servir para que las personas con diabetes aguanten una dieta que controle su peso y los niveles de azúcar en sangre.
  • Curiosamente, como consumidores regulares de edulcorantes bajos en calorías, las personas con diabetes tienen muchas menos preocupaciones por ellos. Órganos reguladores de todo el mundo, incluida la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos han confirmado la seguridad de edulcorantes como el aspartamo.

Para más información sobre la participación de la ISA en la 8ª Conferencia DIETS-EFAD celebrada en Atenas, haga clic aquí.