17º Congreso Internacional de Dietética

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Organizado cada cuatro años, el 17º Congreso Internacional de Dietética (ICD 2016) se celebra este año en Granada, España, del 7 al 10 de septiembre.

La Asociación Internacional de Edulcorantes (“International Sweeteners Association” – ISA) reconoce el importante papel que los nutricionistas juegan a la hora de asesorar y educar a las personas en una alimentación saludable, y está orgullosa de apoyar y participar en el congreso ICD 2016, un evento científico que reúne a nutricionistas de todo el mundo.

A continuación puedes encontrar más información acerca de este congreso y de la participación de la ISA en el congreso ICD 2016.

Para consultar el Comunicado de Prensa de la ISA y obtener información adicional sobre las presentaciones de la sesión “El sabor dulce sin calorías: ¿Cómo pueden los edulcorantes bajos en calorías ser una herramienta útil en la práctica dietética?, haz clic aquí. Para ver los elementos destacados de esta mesa redonda, haz clic aquí.

Organizado este año por la Fundación Española de Dietistas–Nutricionistas en colaboración con el Consejo General de Dietistas–Nutricionistas de España, el Congreso ICD 2016 es un importante evento científico para los nutricionistas de todo el mundo. Con cuatro días de conferencias, mesas redondas, simposios y talleres científicos dedicados a los principales temas de alimentación y nutrición, ya se han inscrito más de 1.400 nutricionistas y otros profesionales de la salud para asistir al congreso e intercambiar experiencias profesionales y perspectivas científicas. Para descargar el programa del congreso ICD 2016, haz clic en clicking here

El tema del congreso ICD 2016 es “Hacia una alimentación sostenible”. El congreso tratará los nuevos retos para los nutricionistas y pretende hacerles tomar conciencia de que con su trabajo cotidiano ellos pueden orientar a las personas hacia una alimentación saludable y sostenible, contribuyendo enormemente al mantenimiento de un mundo mejor y de un planeta mejor para las futuras generaciones.

En línea con este tema, el Comité Organizador ha declarado el ICD 2016 como un congreso libre de papel y ha alentado a todos los participantes a seguir esta iniciativa y hacer que este evento sea sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Con este propósito, se anima a todos los participantes a descargar la Aplicación oficial “ICD GRANADA 2016”. Únicamente utilizando la Aplicación oficial se podrá seguir el congreso y disponer de acceso total a toda la información relativa al programa científico, los resúmenes, las biografías de los conferenciantes, los eventos sociales y las últimas noticias y comunicaciones.

Con motivo del 17º Congreso Internacional de Dietética, la ISA se complace en patrocinar un stand de información y una mesa redonda como parte del programa principal el jueves, 8 de de septiembre, a las 12.00-13.30 horas, titulado ‘El sabor dulce sin calorías: ¿Cómo pueden los edulcorantes bajos en calorías ser una herramienta útil en la práctica dietética’.

Participa con nosotros en el 17º Congreso Internacional de Dietética (ICD 2016) en Granada, España, para estar informado acerca de las últimas investigaciones sobre los beneficios de los edulcorantes bajos en calorías y su uso en el control de la diabetes y del peso.

La ISA desearía asimismo invitar a todos los participantes a visitar su stand de información con el fin de responder a las preguntas sobre los edulcorantes bajos en calorías y de recibir el nuevo folleto ISA acerca de los ‘Edulcorantes bajos en calorías: Papel y beneficios’ así como las fichas actualizadas ISA con las últimas pruebas científicas sobre los beneficios de los edulcorantes bajos en calorías.
Sobre la base del sólido conjunto de pruebas científicas derivadas de estudios en humanos, se reconoce que los edulcorantes bajos en calorías constituyen una herramienta efectiva en el control del peso. Si se utilizan como parte de un programa de control de peso, los alimentos y las bebidas con edulcorantes bajos en calorías pueden ayudar a reducir la ingesta calórica total al tiempo que mantienen el sabor dulce preferido de los alimentos y bebidas saludables. Los edulcorantes bajos en calorías son asimismo un aliado útil en la alimentación de las personas con diabetes, puesto que ofrecen una mayor variedad y capacidad de elección así como un sabor dulce sin afectar a los niveles de glucosa y de insulina en sangre.
Tu opinión cuenta, por lo que aprovecha la oportunidad de participar también en nuestra encuesta de 3 minutos. Nosotros estamos muy interesados en aprender más acerca de tus perspectivas e intereses científicos en relación con los edulcorantes bajos en calorías y la ISA. A cambio, los participantes que cumplimenten nuestra breve encuesta entrarán en el sorteo y podrán ganar una tableta Apple iPad Air 2 16GB Wi-Fi.
Participa con nosotros en el 17º Congreso Internacional de Dietética (ICD 2016) en Granada, España, para estar informado acerca de las últimas investigaciones sobre los beneficios de los edulcorantes bajos en calorías y su uso en el control de la diabetes y del peso.
ISA ha patrocinado la mesa redonda que se celebra el jueves, 8 de septiembre, a las 12.00 horas. La mesa redonda titulada “El sabor dulce sin calorías: ¿Cómo pueden los edulcorantes bajos en calorías ser una herramienta útil en la práctica dietética” estará presidida por la Dra. Aimilia Papakonstantinou, Profesora de Nutrición y Metabolismo en la Universidad de Agricultura de Atenas, Grecia, que presentará al Prof. Kees de Graaf, Presidente de la División de Nutrición Humana, Profesor de Ciencias Sensoriales y Conducta Alimentaria, Universidad de Wageningen, Holanda; a la Prof. Anne Raben, Departamento de Nutrición, Ejercicio y Deportes, SCIENCE, Universidad de Copenhague, Dinamarca; y el Dr. Caomhan Logue, Profesor de Dietética, “Northern Ireland Centre for Food and Health” (NICHE), Escuela de Ciencias Biomédicas, Universidad de Ulster, Irlanda del Norte, Reino Unido.
Los asistentes a esta mesa redonda patrocinada por la ISA tendrán la oportunidad de conocer las últimas investigaciones sobre los edulcorantes bajos en calorías y sus beneficios como parte de una alimentación equilibrada y saludable, así como de realizar preguntas acerca del uso de edulcorantes bajos en calorías en la práctica dietética durante el debate de la mesa que estará dirigido por expertos de renombre en los ámbitos de la dietética, el control del apetito, la gestión del peso y la diabetes.
Please haz clic aquí para acceder a la invitación a la mesa redonda y obtener más información sobre el programa, las presentaciones y los conferenciantes. Se puede acceder asimismo a toda la información acerca de la mesa redonda de la ISA a través de la Aplicación oficial “ICD GRANADA 2016”.
El papel del sabor dulce en la alimentación; pasado, presente y futuroProfesor Kees (C) de Graaf, Presidente de la División de Nutrición Humana, Profesor de Ciencias Sensoriales y Conducta Alimentaria, Universidad de Wageningen, Holanda.El sabor dulce no ha constituido siempre una gran parte de la alimentación humana. En la alimentación del Neolítico, el sabor dulce se encontraba prácticamente ausente. Hasta el año 1.500 el azúcar era considerado como una especia en la alimentación, con un papel cercano al de otras especias como la pimienta. Con la aparición de la producción de azúcar de caña en América, la producción y el consumo de azúcar aumentaron, junto con la introducción de las bebidas de café, té y chocolate. El azúcar llegó a ser más barato con la introducción de la remolacha azucarera, y el consumo aumentó de manera considerable desde el comienzo de la revolución industrial en torno al año 1.800 hasta la década de 1960. Desde entonces, el consumo de azúcar en Holanda se ha mantenido estable en torno a 125 g/persona/día. Los seres humanos nacen con una preferencia innata por el sabor dulce, los niveles óptimos de azúcar disminuyen desde el nacimiento hasta la edad adulta temprana. En el mundo industrializado, la mayoría de la energía consumida procede de alimentos dulces y sabrosos/salados. En diversos metaanálisis recientes se concluyó que el consumo de bebidas azucaradas puede contribuir a la prevalencia de la obesidad y de la diabetes tipo 2. No existe este tipo de resultados científicos en relación con el azúcar en forma sólida. Un metaanálisis reciente sobre el papel de los edulcorantes bajos en calorías en el control del apetito mostró que los edulcorantes bajos en calorías en las bebidas presentaban un comportamiento similar al agua. Uno de los mecanismos subyacentes a este efecto puede ser el hecho de que las calorías líquidas no se perciben sensorialmente bien con respecto a la saciedad en comparación con las calorías sólidas. Una de las preguntas interesantes a responder es si los edulcorantes bajos en calorías contribuyen o no a un consumo de energía/peso corporal inferior a la hora de sustituir al azúcar en los alimentos sólidos. Una pregunta importante acerca de las preferencias por el sabor dulce es si estas preferencias por lo dulce se mantienen estables o si cambian tras la exposición. Algunos estudios científicos y ejemplos industriales sugieren que las preferencias por el sabor dulce pueden cambiar en la dirección del nivel de exposición, aunque un estudio reciente sugiere que las preferencias por el sabor dulce se mantienen estables a pesar de un nivel de exposición inferior al sabor dulce. Uno de los retos científicos consiste en averiguar cómo la exposición al sabor dulce en la alimentación puede cambiar las preferencias por lo dulce.

Edulcorantes bajos en calorías: efectos sobre el apetito y regulación del peso corporalProfesora Anne Raben, Departamento de Nutrición, Ejercicio y Deportes, SCIENCE, Universidad de Copenhague. Profesora.Se ha afirmado que los edulcorantes bajos en calorías aumentan el apetito y, por lo tanto, el consumo de alimentos y el peso corporal a largo plazo. Esto se basa principalmente en unos pocos estudios experimentales de carácter agudo sobre alimentación realizados en la década de 1980. No obstante, diversos estudios de intervención realizados durante los últimos 25–30 años han demostrado que los edulcorantes bajos en calorías no estimulan el apetito ni incrementan el peso corporal, tal y como se sugirió anteriormente. Los metaanálisis globales de los últimos años han demostrado con bastante unanimidad que el uso de los edulcorantes bajos en calorías puede conducir a un peso corporal relativamente menor en comparación con el azúcar (1). El modelo es el mismo para niños y adultos, aunque existen más estudios sobre adultos. Además se ha demostrado que la acumulación ectópica de grasa, la glucemia, la insulinemia y la lipidemia no aumentan tal y como se ha observado con el consumo de sacarosa. Recientemente, algunos ensayos clínicos aleatorios han comparado asimismo el consumo de edulcorantes bajos en calorías con el consumo de agua y los cambios en el peso corporal. Esto se basa en la suposición de que los edulcorantes bajos en calorías aumentarían el apetito y el consumo de energía y, por lo tanto, el peso corporal, en caso de reemplazar el consumo de agua. Y lo que resulta interesante, un estudio reciente sobre 303 personas con sobrepeso y obesidad mostró que tras un período inicial de pérdida de peso los individuos que recibían agua habían mantenido una pérdida de peso de 2,5 kg tras un programa de tratamiento conductual de 1 año, mientras que los sujetos que recibían bebidas con edulcorantes bajos en calorías mantuvieron una pérdida de peso de 6,2 kg (P > 0,001) (2). Por lo tanto, las bebidas con edulcorantes bajos en calorías resultaron más adecuadas para la pérdida y mantenimiento de peso en esta población. Algunos estudios longitudinales de cohortes han comunicado una asociación positiva entre el consumo de edulcorantes bajos en calorías y el Índice de Masa Corporal (IMC), sugiriendo que los edulcorantes bajos en calorías pueden promover el aumento de peso. Sin embargo, a la hora de interpretar los datos de estudios de cohortes, resulta importante recordar que sólo se pueden establecer asociaciones y no relaciones de causa efecto. Por lo tanto, se puede producir una causalidad inversa o una confusión residual, por lo que se debe ser prudente. Un reciente análisis retrospectivo de datos procedentes de 22.231 adultos (NHANES) mostró que el uso de edulcorantes bajos en calorías se encontraba asociado con la intención autodeclarada de perder peso durante los 12 meses anteriores (3). Por lo tanto, este resultado respalda la hipótesis de que los individuos con sobrepeso tienen más probabilidades de consumir productos con edulcorantes bajos en calorías que los individuos con un peso normal.

  1. Rogers et al. Int J Obes 2015.177;doi 10.1038
  2. Peters et al. Obesity 2016;24:297-304.
  3. Drewnowski & Rehm. Nutr Diab 2016;6 e202;doi 10.1038.

El papel de los edulcorantes bajos en calorías en la epidemia de la obesidad y de la diabetes desde una perspectiva de salud públicaDr. Caomhan Logue, “Northern Ireland Centre for Food and Health” (NICHE), Universidad de Ulster, Coleraine, Irlanda del Norte. Profesor de Dietética.La obesidad y sus trastornos asociados, con inclusión de la diabetes tipo 2, se han convertido en una de las mayores preocupaciones de salud pública, generando implicaciones significativas en los ámbitos clínico, económico y social.(1,2) Se ha considerado que existen muchos factores implicados en el desarrollo del aumento de peso y la diabetes, por lo que se ha defendido una perspectiva múltiple para hacer frente a estas cuestiones globales de salud. Las iniciativas de salud pública se han centrado en la promoción de unas prácticas dietéticas más saludables y en el incremento de la actividad física entre la población, con una estrategia asociativa recomendada para hacer frente a estas cuestiones de salud. (3) Una estrategia recomendada es poner a disposición de los consumidores opciones alimentarias saludables a través de la reformulación de productos.(4,5) Se considera que el consumo excesivo de azúcares libres, en especial procedentes de bebidas azucaradas, contribuye al desarrollo del aumento de peso y la diabetes tipo 2.(6,7) Por lo tanto, los informes recientes recomiendan que el consumo de azúcares libres no supere el 5%-10% de la ingesta total de energía.(6,7) Con unas ingestas actuales estimadas que oscilan entre el 7%-17% en adultos y el 12%-25% en niños (7), el cumplimiento de estas recomendaciones parece difícil. Una estrategia para mejorar los esfuerzos por reducir el consumo global de azúcares libres puede ser sustituir estos azúcares por edulcorantes bajos en calorías. Los edulcorantes bajos en calorías proporcionan un sabor dulce sin contribuir al contenido global energético del producto. Durante cierto tiempo ha existido controversia sobre el uso de los edulcorantes bajos en calorías; a pesar de algunos datos observacionales (en humanos) y en animales que indican un papel potencialmente adverso de los edulcorantes bajos en calorías en términos de control del peso y/o de control glucémico, estos resultados no se han visto respaldados por los ensayos aleatorios controlados en humanos que demuestran que los edulcorantes bajos en calorías pueden ser una herramienta útil para la gestión del peso.(8) Además, se ha comunicado que el consumo de edulcorantes bajos en calorías se encuentra asociado a unas conductas alimentarias y de estilo de vida más saludables.(9,10) Las evaluaciones inadecuadas de las ingestas de edulcorantes bajos en calorías en los estudios observacionales pueden explicar algunas de las varianzas entre los datos observacionales y los datos experimentales. En este sentido, la obtención de unos datos más sólidos sobre consumo, potencialmente a través de una perspectiva de biomarcadores (11) ofrece unas oportunidades más objetivas de superar las limitaciones del conjunto de datos existentes. Por lo tanto, sobre la base de los resultados científicos existentes y las actuales políticas gubernamentales, los edulcorantes bajos en calorías parecen estar bien posicionados a la hora de jugar un papel positivo en la lucha contra la epidemia de obesidad y de diabetes, al contribuir a la reducción del consumo de azúcar al tiempo que mantienen la palatabilidad de la alimentación.

  1. OMS (2015) Obesidad y Sobrepeso, Ficha No. 311.
  2. OMS (2016) Informe Global sobre Diabetes.
  3. Comisión Europea (2007) Libro Blanco: Estrategia Europea sobre las cuestiones de salud relacionadas con la nutrición, el sobrepeso y la obesidad.
  4. Salud Pública Inglaterra (2015) Reducción del consumo de azúcar: de las pruebas a la acción (“Sugar reduction: From Evidence into action”).
  5. World Cancer Research Fund International (2015) Reducción del consumo global de azúcar (“Curbing global sugar consumption”).
  6. OMS (2015) Directriz: Consumos de azúcar para adultos y niños.
  7. Comité Científico Asesor sobre Nutrición (2015) Hidratos de carbono y salud (“Carbohydrates and health”).
  8. Peters J.C. & Beck J (En prensa) Low calorie sweetener (LCS) use and energy balance. Physiology and Behavior.
  9. Drewnowski & Rehm (2014) Consumption of Low-Calorie Sweeteners among U.S. Adults Is Associated with Higher Healthy Eating Index (HEI 2005) Scores and More Physical Activity. Nutrients 6: 4389-4403.
  10. Gibson S A et al (2016) Low Calorie Beverage Consumption Is Associated with Energy and Nutrient Intakes and Diet Quality in British Adults. Nutrients 8 (1): 9 doi: 10.3390/nu8010009.
  11. Logue C et al (2015) A novel method for the simultaneous determination of five low calorie sweeteners in human urine. Proceedings of the Nutrition Society 74 (OCE1): E72.
Acerca de la Dra. Aimilia PapakonstantinouAimilia Papakonstantinou es Profesora de Nutrición y Metabolismo en el Departamento de Ciencias de la Alimentación y Nutrición Humana en la Universidad de Agricultura de Atenas. Durante sus casi 10 años de estancia en EE.UU., tras graduarse en el Departamento de Alimentación y Nutrición en la Universidad de Georgia, EE.UU., y durante y después de completar sus estudios de post-gado, ella trabajó como Profesora Adjunta con actividades docentes y de investigación hasta 2003 en la misma universidad. Tras su regreso a Grecia, realizó su doctorado en el Departamento de Dietética-Nutrición de la Universidad Harokopio de Atenas, y trabajó en el Laboratorio de Nutrición y Dietética Clínica como Investigador Asociado hasta 2006. Desde 2006 hasta 2013 adquirió una valiosa experiencia clínica e investigadora con su trabajo como nutricionista colegiado en el 2º Departamento de Medicina Interna del Instituto de Investigación y Centro para la Diabetes, Universidad de Atenas, en el Hospital Universitario Attikon. Desde 2013 hasta la fecha es miembro del profesorado de la Universidad de Agricultura de Atenas. Sus líneas de investigación y su experiencia clínica en la prevención y el tratamiento dietético de la obesidad y la diabetes le han posicionado como uno de los expertos más importantes en este ámbito en Grecia. Sus investigaciones se han publicado en numerosas publicaciones internacionales con revisión inter pares, y ha participado en más de 100 congresos/conferencias nacionales e internacionales como conferenciante invitado. Su investigación se centra en las cuestiones relativas a la gestión dietética de la obesidad y la diabetes mellitus, así como a la resistencia a la insulina.

Acerca del Prof. Kees de GraafKees (C) de Graaf es profesor de Ciencias Sensoriales y Conducta Alimentaria y presidente de la División de Nutrición Humana en la Universidad de Wageningen, Holanda. Su tesis doctoral consistió en realizar estudios psicofísicos sobre mezclas de sabores. De Graaf ha publicado más de 200 artículos en publicaciones científicas, en su mayoría sobre los determinantes psicobiológicos de la conducta alimentara. Sus actividades docentes y de investigación se centran en el significado de las señales sensoriales relativas a la conducta alimentaria y la regulación de la ingesta de alimentos. Su atención se centra en diferentes grupos de población (niños, personas de la tercera edad, personas con sobrepeso), los efectos de las propiedades de los alimentos sobre las elecciones y el consumo, al tiempo que utiliza técnicas de medición modernas (por ejemplo, MRI). Las líneas de investigación del grupo que dirige se centran en tres líneas principales de investigación: 1) Estructura alimentaria – Procesamiento oral de los alimentos – percepción y preferencia sensoriales dinámicas, 2) el impacto de las señales sensoriales y metabólicas sobre la conducta alimentaria, y 3) la fisiología y la neurobiología periféricas de la recompensa y la saciedad.

Acerca de la Prof. Anne RabenAnne Raben (AR) tiene el título de doctora en Nutrición Humana, Profesora en la Unidad de Investigación sobre Obesidad, y Directora del Consejo de Estudio en el Departamento de Nutrición, Ejercicio y Deportes (NEXS), SCIENCE, Universidad de Copenhague, Dinamarca. AR cuenta con más de 25 años de experiencia con estudios de intervención clínicos en el área de la obesidad y las enfermedades asociadas. Sus principales temas de investigación han sido los cambios alimentarios e inducidos por medicamentos en el peso corporal, la regulación del apetito, el gasto de energía, los parámetros metabólicos y los marcadores del riesgo de CVD y T2D. En especial, el papel de diferentes macronutrientes e hidratos de carbono –con inclusión del azúcar, los edulcorantes sin calorías y el índice glucémico- ha constituido uno de sus objetos de investigación. Actualmente, AR es Coordinador de Proyecto del gran proyecto multinacional UE FP7 “PREVIEW”, Prevención de la Diabetes a través de intervenciones de estilo de vida y estudios de población en Europa y en todo el mundo (www.Previewstudy.com). El objetivo principal del proyecto es un ensayo clínico multicéntrico de 3 años sobre 2.500 niños y adultos prediabéticos con sobrepeso.

Acerca del Dr. Caomhan LogueEl Dr. Caomhan Logue es Profesor de Dietética en el “Northern Ireland Centre for Food and Health” (NICHE), Universidad de Ulster, Irlanda del Norte. El Dr. Caomhan se graduó en 2012 con una Licenciatura con honores en Dietética y trabajó como Nutricionista Clínico antes de completar su doctorado en Ulster. Su tesis doctoral se centraba en la investigación sobre la viabilidad de una perspectiva de biomarcadores para evaluar las ingestas de edulcorantes bajos en calorías. En su trabajo desarrolló un novedoso método analítico que permitía determinar de manera simultánea las concentraciones urinarias de cinco edulcorantes bajos en calorías de consumo generalizado, y los intereses de su actual investigación se centran en la aplicación de esta perspectiva innovadora, que permite una evaluación más objetiva del consumo/exposición de edulcorantes bajos en calorías, a la investigación de la relación entre los edulcorantes bajos en calorías y la salud. El Dr. Caomhan tiene un marcado interés por la salud pública y trabaja en estrecha colaboración con la “Healthy Living Centre Alliance” (Irlanda del Norte), que ofrece una gama de programas de salud destinados a mejorar la salud y el bienestar de las poblaciones locales que viven en zonas con importantes carencias socio-económicas.