El aspartame es seguro

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Declaración de la ISA en respuesta a nuevo estudio de Millstone y Dawson

Bruselas, 22 de julio de 2019*: En respuesta al nuevo estudio de Millstone y Dawson relativo a la evaluación de la seguridad del aspartamo,1 la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA, del inglés) apunta a las opiniones científicas de autoridades de seguridad alimentaria de todo el mundo que, en línea con la abrumadora evidencia científica disponible, han confirmado continuamente que el aspartamo es seguro.2

La ISA también señala la respuesta de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), publicada en abril de 2020 en una Carta al director de Kass y Lodi.3 En esta publicación, la EFSA rechaza la existencia de sesgo, destacando el riguroso enfoque seguido por los expertos de la EFSA para la reevaluación del aspartamo en 2013.

Como ocurre con todos los edulcorantes bajos en calorías, y antes de que se apruebe su utilización en el mercado, el aspartamo ha sido objeto de amplias evaluaciones de seguridad. Las conclusiones de la Opinión científica de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) sobre el aspartamo2,4, publicadas en diciembre de 2013, volvieron a confirmar que el aspartamo no plantea ningún problema de seguridad. La Opinión de la EFSA sobre el aspartamo representa la evaluación más completa de la base de datos sobre seguridad del aspartamo nunca antes emprendida, y ha sido examinada por importantes científicos de toda Europa. En base a esos datos, los expertos de la EFSA pudieron descartar que existiera algún riesgo potencial de que el aspartamo provocara daños a los genes o al cerebro.

Además, un estudio reciente financiado por el gobierno del Reino Unido sobre sensibilidad autoreportada al aspartamo, llegó a la conclusión de que “no existía evidencia alguna de respuestas adversas agudas al aspartamo”.5

Cuando se utilizan en alimentos, bebidas y como edulcorantes de mesa, los edulcorantes bajos en calorías, incluido el aspartamo, pueden ofrecer a las personas una variedad más amplia de opciones de sabor dulce con pocas o ninguna caloría y pueden, por tanto, ser una herramienta útil, si se utilizan en sustitución del azúcar y como parte de una alimentación equilibrada, para ayudar a reducir la ingesta general de azúcar y calorías, así como para gestionar los niveles de glucosa en sangre. Además, los edulcorantes bajos en calorías no son cariogénicos, lo que significa que no contribuyen a la caries dental.

*actualizado el 8 de abril de 2020

  1. https://link.springer.com/epdf/10.1186/s13690-019-0355-z?author_access_token=4ZuyDYREVS_1gkvkWt_9Q2_…
  2. European Food Safety Authority. Scientific Opinion on the re-evaluation of aspartame (E 951) as a food additive. EFSA J. 2013;11:3496. doi:10.2903/ j.efsa.2013.3496.
  3. Kass and Lodi, Letter to the editor regarding the article ‘EFSA’s toxicological assessment of aspartame: was it even-handedly trying to identify possible unreliable positives and unreliable negatives?’. Archives of Public Health volume 78, Article number: 14 (2020). https://archpublichealth.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13690-020-0395-4
  4. https://www.efsa.europa.eu/sites/default/files/corporate_publications/files/factsheetaspartame.pdf
  5. Sathyapalan T, Thatcher NJ, Hammersley R, Rigby AS, Pechlivanis A, et al. (2015) Aspartame Sensitivity? A Double Blind Randomised Crossover Study. PLOS ONE 10(3): e0116212. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0116212