Perspectivas sobre los Edulcorantes Intensos Bajos en Calorías con un Enfoque en el Aspartamo y la Estevia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Autor(es): Caomhan Logue, Stephan J. A. C. Peters, Alison M. Gallagher and Hans Verhagen
Nombre de publicación : European Journal of Nutrition & Food Safety, 2015; 5(2): 104-112
Año de publicación : 2015

Resumen

La seguridad de algunos aditivos alimentarios / números E, con inclusión de los edulcorantes (intensos) bajos en calorías (EBC), es objeto de constantes debates y controversias. No obstante, en la medida en que se ha asignado a los edulcorantes bajos en calorías una ingesta diaria admisible (IDA) y un número E como resultado de una amplia evaluación de los datos toxicológicos y de seguridad disponibles, se garantiza la seguridad del consumidor. Estas sustancias han sido evaluadas rigurosamente, por ejemplo, por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (“European Food Safety Authority” – EFSA), que ha llegado a la conclusión de que estas sustancias son esencialmente seguras cuando se consumen por debajo de los niveles de ingesta diaria admisible (IDA). No obstante, los datos de ingesta indican que el consumo de edulcorantes bajos en calorías es relativamente bajo; muchas personas parecen estar preocupadas por su seguridad, en especial, en relación con el aspartamo (E951). Más recientemente, la estevia (glucósidos de esteviol, E960) se ha comercializado como una alternativa “natural” al aspartamo. Sin embargo, no resulta claro si la estevia será capaz de mantener sus espectativas. En relación con la salud pública, el riesgo real de nuestra alimentación no es la seguridad de los aditivos alimentarios, sino más bien los impactos potenciales del consumo excesivo de energía y / o de los modelos de alimentación no saludables.

Sumario

Todos los edulcorantes bajos en calorías (EBC) aprobados presentan un consumo seguro. El impacto sobre la salud de la sustitución del azúcar por edulcorantes bajos en calorías en bebidas y alimentos que se consumen de forma habitual, en especial en lo relativo al peso, ha sido objeto de debate en los últimos años. Las investigaciones recientes han mostrado que tanto en adultos como en niños que consumen bebidas endulzadas con edulcorantes en lugar de bebidas con azúcar se puede generar una reducción de la ingesta de energía y una mayor eficiencia en el control y la pérdida de peso. Esto sugiere que los edulcorantes bajos en calorías pueden contribuir positivamente a la salud pública, tal y como se ha considerado anteriormente.

Ver el artículo completo