El consumo de bebidas bajas en calorías se asocia a la ingesta de energía y nutrientes y la calidad de la dieta en adultos británicos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Autor(es): Gibson SA, Horgan GW, Francis LE, Gibson AA and Stephen AM
Nombre de publicación : Nutrients, 2016 Jan; 8(1): 9
Año de publicación : 2016

Resumen

No está claro si el consumo de bebidas bajas en calorías conduce al consumo compensatorio de alimentos dulces, reduciendo los beneficios del control de peso o la calidad de la dieta. Este análisis investigó las relaciones entre el consumo de bebidas y la ingesta de energía y la calidad de la dieta de los adultos en la Encuesta de Nutrición y Dieta Nacional del Reino Unido (NDNS) (2008-2011); n=1.590) clasificada en (a) no consumidores de refrescos (NC); (b) consumidores de bebidas bajas en calorías; (c) bebidas edulcoradas con azúcar; o (d) consumidores de ambas bebidas, según los registros de una dieta de 4 días. Los datos por persona sobre el consumo de bebidas en los distintos días evaluaron el impacto en la ingesta de energía. Los consumidores de bebidas bajas en calorías y los no consumidores consumieron menos energía y azúcares no lácteos que otros grupos. Las ingestas de micronutrientes y los alimentos elegidos demostraban una calidad de alimentación mayor en los no consumidores / consumidores de bebidas bajas en calorías en comparación con los consumidores de bebidas edulcoradas con azúcares / ambos tipos de bebidas. En los mismos individuos en diferentes días, el consumo de bebidas edulcoradas con azúcar, zumo y alcohol se asoció con el aumento de la ingesta de energía, mientras que el consumo de bebidas bajas en calorías y el té, café o agua no produjo cambios; o ingesta de energía menor cuando se sustituía por bebidas calóricas. Los resultados indican que los no consumidores y los consumidores de bebidas bajas en calorías tienden a consumir dietas de mayor calidad cuando se comparan con los consumidores de bebidas edulcoradas con azúcar o de ambos tipos y no contrarrestan los déficits de azúcar o energía con más alimentos azucarados.

Sumario

El estudio realizado por Gibson et al. establecía que la calidad de la dieta de los consumidores de bebidas dietéticas era significativa y estadísticamente mejor, similar a la de los no consumidores, en comparación con los consumidores de bebidas edulcoradas con azúcar. Para estudiar estas relaciones, Gibson et al. emplearon los datos de 1.590 participantes de la Encuesta de Nutrición y Dieta Nacional del Reino Unido (NDNS) para conocer si las personas que consumen bebidas con edulcorantes bajos en calorías tienden a seguir dietas más saludables y consumir menos energía, grasas saturadas y azúcares, no solo en comparación con los individuos que prefieren las bebidas edulcoradas con azúcar, sino también con las personas que no consumen ningún tipo de bebida (no consumidores) o los que consumen ambos tipos.

En concreto, las bebidas bajas en calorías tienen una ingesta de energía total media idéntica (1719 kcal/ día) a la de los no consumidores (1718 kcal/día) y una ingesta de energía significativamente menor a la de los consumidores de bebidas edulcoradas con azúcar (1958 kcal/día) y los consumidores de ambos tipos de bebidas (1986 kcal/día). Los consumidores de bebidas bajas en calorías tenían más probabilidades de padecer obesidad y tenían un IMC medio mayor, sin embargo, la observación contra-intuitiva de que los usuarios de bebidas bajas en calorías tienen más probabilidad de tener sobrepeso pese a una ingesta de energía inferior a los no usuarios en la mayoría de los casos atribuible a la causalidad inversa (las personas con sobrepeso se cambian a las bebidas dietéticas en sus esfuerzos por reducir la ingesta de energía).

Ver el artículo completo