No existe efecto adverso de los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías sobre la microbiota intestinal

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Declaración de la ISA en respuesta a nuevo estudio in vitro de Markus et al.

Bruselas, 8 de diciembre de 2020: En respuesta a un nuevo estudio in vitro de Markus et al.1, la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA) señala las opiniones de autoridades reguladoras de todo el mundo, que han venido confirmando constantemente la seguridad de todos los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías aprobados, incluidos los glucósidos de esteviol2,3,4,5.

De hecho, los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías se encuentran entre los ingredientes más exhaustivamente estudiados del mundo. Huelga decir que, con el fin de que se aprueben para su uso, las autoridades reguladoras evalúan meticulosamente todo tipo de estudios que examinan sus potenciales efectos secundarios, incluido todo efecto sobre la función intestinal.

Es más, los estudios actuales no establecen evidencias de efecto adverso alguno de los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías sobre la microbiota intestinal a las dosis correspondientes a su uso por parte de seres humanos. Así mismo, los resultados de estudios de metabolismo y seguridad no demuestran evidencias de un mecanismo probable para un efecto clínicamente relevante sobre la microbiota intestinal6.

Cuando se examina con mayor detenimiento el estudio de Markus et al., se aprecian varios problemas. En primer lugar, es importante destacar que los experimentos in vitro normalmente exponen las células a elevadas concentraciones del ingrediente testado fuera del organismo humano. Esto significa que las condiciones in vitro pueden provocar reacciones que no se verían en las condiciones reales de exposición en humanos. Además, el diseño del estudio ignora las bien conocidas rutas del metabolismo de la estevia en el intestino. Así, como también reconocen los autores, el diseño de este estudio no puede predecir lo que ocurriría con el uso real de glucósidos de esteviol o de cualquier otro edulcorante. De hecho, dichos estudios no pueden reproducir el completo y complejo sistema interactivo presente en un animal/ser humano.

En un momento en que la obesidad y las enfermedades no transmisibles, incluida la diabetes y las enfermedades bucodentales siguen siendo importantes problemas de salud global, y ante las recomendaciones actuales de salud pública de reducir la ingesta total de azúcares, los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías, incluidos los glucósidos de esteviol, pueden ser de ayuda para crear entornos alimentarios más saludables. Ofrecen una amplia variedad de opciones de sabor dulce con pocas o ninguna caloría y por ello pueden ser herramientas útiles, si se utilizan en vez de azúcar y como parte de una dieta equilibrada, para ayudar a reducir la ingesta total de azúcares y calorías.