Los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías pueden desempeñar un papel importante en el tratamiento de la diabetes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Declaración de la ISA en respuesta a estudio de Lohner et al.

Bruselas, 26 de mayo de 2020: En respuesta a un nuevo estudio de Lohner et al.1, la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA) señala la evidencia colectiva que confirma que los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías pueden ser consumidos con seguridad por personas con diabetes, y que pueden desempeñar un papel útil en el tratamiento de la diabetes.

Los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías, también conocidos como edulcorantes intensos o edulcorantes no nutritivos, son ingredientes alimenticios con sabor dulce y sin, o prácticamente sin calorías que se utilizan en alimentos y bebidas, así como en edulcorantes de mesa, en lugar de azúcar, para proporcionar el sabor dulce deseado con menos o cero calorías. Y, lo que es importante, los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías pueden ofrecer una importante ayuda a las personas con diabetes que necesitan controlar su ingesta de hidratos de carbono, porque permiten hacerlo y, a la vez, poder seguir disfrutando de alimentos y bebidas de sabor dulce.

De hecho, diversas revisiones sistemáticas exhaustivas han examinado el efecto potencial de los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías sobre el control glucémico. Y la evidencia derivada de las mismas, que incluyen el informe de Lohner et al., demuestra que los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías no elevan los niveles de glucosa en sangre ni afectan de otro modo al control glucémico2,3. Es más, en base a una revisión de la evidencia colectiva, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) llegó a la conclusión, en una opinión científica, de que: “El consumo de alimentos que contienen edulcorantes intensos en lugar de azúcar induce un menor aumento de la glucosa en sangre tras su consumo en comparación con los alimentos que contienen azúcar4. Esta afirmación es una declaración de propiedades saludables autorizada en la UE.

La glucosa postprandial (es decir, después del consumo de una comida) en sangre desempeña un papel importante en el control glucémico general. Es fundamental para que los niveles de glucosa en sangre permanezcan dentro de un rango saludable a lo largo de todo el día, incluso después de una comida, dado que la hiperglucemia puede provocar daños o complicaciones para el organismo con el curso de los años. Dado que este estudio de Lohner et al. excluye una amplia cantidad de estudios clínicos que investigaban el efecto agudo de los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías sobre los niveles de glucosa, no puede determinar el efecto de los mismos en los niveles de la glucosa postprandial en sangre en la diabetes a corto plazo. Por otro lado, los resultados de este estudio son, en todo caso, consecuentes con la evidencia colectiva que demuestra que los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías no tienen efectos adversos y pueden utilizarse, con seguridad, para ayudar a controlar la ingesta de azúcares, ya sea en personas con diabetes o en sujetos sanos con un control normal de la glucosa en sangre.

Organizaciones de salud de todo el mundo también respaldan la utilidad del papel del consumo de edulcorantes bajos en calorías/sin calorías en la diabetes, incluidas:

  • Diabetes UK, que publicó en diciembre de 2018 una Declaración de Posición sobre los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías (EBSC), y concluía que: “Los EBSC han demostrado ser seguros, y pueden utilizarse como parte de una estrategia para el control del peso y la diabetes en adultos y niños5;
  • La Asociación Americana de Diabetes (ADA), que concluyó en un Informe de Consenso en 2019 que: “Reemplazar los azúcares añadidos por sustitutos del azúcar podría hacer disminuir la ingesta diaria de hidratos de carbono y calorías. Estos cambios dietéticos podrían afectar de manera beneficiosa al control glucémico, del peso, y cardiometabólico6;
  • La Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD) llegó a la conclusión en 2018 de que el consumo de edulcorantes bajos en calorías/sin calorías es seguro dentro de los niveles de Ingesta Diaria Admisible (IDA) y que su uso puede ofrecer beneficios en términos de reducción de calorías, pérdida de peso y control de la glucosa, cuando se utilizan para sustituir al azúcar en el contexto de un plan dietético estructurado7.

Huelga decir que, con el fin de que se apruebe su uso en el mercado, todos los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías, como cualquier otro ingrediente alimentario, deben pasar primero por un exhaustivo proceso de evaluación de seguridad por parte del organismo regulador competente, que evalúa todo tipo de estudios que examinen potenciales efectos secundarios8,9,10.

En un momento en que la obesidad y las enfermedades no transmisibles, incluida la diabetes, siguen siendo importantes retos mundiales para la salud, y a la vista de las recomendaciones de salud pública respecto a reducir la ingesta total de azúcares, los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías pueden ser de utilidad para crear entornos alimentarios más saludables. Ofrecen a las personas una amplia variedad de opciones de sabor dulce con pocas calorías o sin calorías y pueden ser, por tanto, una herramienta útil, si se utilizan en lugar de azúcar y como parte de una dieta equilibrada, para ayudar a reducir la ingesta total de azúcares y calorías, así como para controlar los niveles de glucosa en sangre. Además, los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías no fermentan por acción de las bacterias orales, lo que significa que no contribuyen a la caries dental.7

  1. Lohner S, Kuellenberg de Gaudry D, Toews I, Ferenci T, Meerpohl JJ. Non-nutritive sweeteners for diabetes mellitus. Cochrane Database of Systematic Reviews 2020, Issue 5. Art. No.: CD012885. DOI: 10.1002/14651858.CD012885.pub2.
  2. Nichol AD, Holle MJ, An R. Glycemic impact of non-nutritive sweeteners: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Eur J Clin Nutr 2018; 72: 796-804
  3. Tucker RM, Tan SY. Do non-nutritive sweeteners influence acute glucose homeostasis in humans? A systematic review. Physiol Behav 2017; 182: 17-26
  4. EFSA. Scientific opinion on the substantiation of health claims related to intense sweeteners. EFSA Journal 2011; 9(6): 2229. Available online: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.2903/j.efsa.2011.2229/epdf
  5. Diabetes UK. The use of low or no calorie sweeteners. Position Statement (Updated December 2018). Available at: https://www.diabetes.org.uk/professionals/position-statements-reports/food-nutrition-lifestyle/use-o…
  6. Evert AB, Dennison M, Gardner CD, Garvey WT, Lau KHK, MacLeod J, Mitri J, Pereira RF, Rawlings K, Robinson S, Saslow L, Uelmen A, Urbanski PB, Yancy Jr. WS. Nutrition Therapy for Adults with Diabetes or Prediabetes: A Consensus Report. Diabetes Care. 2019 May;42(5):731-754
  7. Laviada-Molina H, Escobar-Duque ID, Pereyra E, Romo-Romo A, Brito-Córdova G, Carrasco-Piña E, González-Suárez R, López-García R, Molina-Seguí F, Mesa-Pérez JA. Consenso de la Asociación Latinoamericana de Diabetes sobre uso de edulcorantes no calóricos en personas con diabetes [Consensus of the Latin-American Association of Diabetes on low calorie sweeteners in persons with diabetes]. Rev ALAD. 2018;8:152-74
  8. http://www.fao.org/food/food-safety-quality/scientific-advice/jecfa/en/
  9. http://www.fda.gov
  10. http://www.efsa.europa.eu/en/topics/topic/sweeteners