Los edulcorantes bajos en calorías pueden ayudarle a controlar su peso, según un extenso corpus de evidencias

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Declaración de la ISA en respuesta a los comentarios de Borges et al. publicados en Plos Medicine

Un amplio corpus de evidencias, basado en investigaciones de gran calidad, afirma el papel beneficioso del uso de edulcorantes bajos en calorías para reducir la ingesta calórica cuando se usan como sustitutos del azúcar en una dieta y estilo de vida equilibrados, siendo por tanto una herramienta útil para el control de peso, a diferencia de lo que las afirmaciones hechas por Borges et al. en los comentarios publicados en Plos Medicine1.

En 2016, un exhaustivo examen y meta-análisis2 sistemáticos, en los que se analizaba la totalidad de los estudios públicamente disponibles en humanos y animales en relación con el efecto de los edulcorantes bajos en calorías en la ingesta de energía y la pérdida de peso, establecían que las conclusiones de la literatura existente confirman que el uso de edulcorantes bajos en calorías pueden ayudar a reducir la ingesta de energía y con ello ser de utilidad para perder peso. Sorprendentemente, los autores olvidaron incluir este exhaustivo examen sistemático en su artículo de opinión.

Lo más importante, esta nueva publicación en Plos Medicine de Borges et al. es solo un comentario y no un nuevo estudio o examen clínico de la literatura y por ello no puede aportar datos que justifiquen la afirmación sobre ”la ausencia de hechos que respalden el papel de las bebidas dietéticas en la prevención del aumento de peso.”

El Prof. Peter Rogers, de la Universidad de Bristol, Reino Unido, y principal autor del examen sistemático mencionado2 sobre edulcorantes bajos en calorías, señala que: “No puede esperarse que el uso de edulcorantes bajos en calorías por sí solo evite la obesidad. La evidencia muestra que cuando sustituyen al azúcar no existe una compensación total con la reducción de las calorías ingeridas, y que en el más largo plazo existe una reducción relativa correspondiente en el peso y la gordura (en niños y adultos) “.

En relación con las alegaciones que afirman que la investigación patrocinada por la industria es más propensa a ofrecer resultados favorables en relación con los efectos de las bebidas dietéticas en el control de peso, según una publicación reciente de Mandrioli et al.3, la International Sweeteners Association (ISA) ya comentó previamente este examen en una declaración. Además, sobre este estudio, el Prof. Carlo La Vecchia, Universidad de Milán, Italia, declara que “las conclusiones del examen sistemático de Mandrioli et al. suscitan inquietud puesto que se basan en una evaluación subjetiva de unas cuantas revisiones que fueron clasificadas como “favorables” o “desfavorables” según un algoritmo cuestionable“.

En conclusión, basándonos en estudios de gran calidad, las bebidas edulcoradas con edulcorantes bajos en calorías pueden ofrecer una amplia selección de opciones de sabores dulces con pocas o ninguna calorías que pueden servir para reducir la ingesta calórica y controlar el peso, cuando se usan como sustitutos del azúcar y como parte de una dieta equilibrada.

  1. Borges MC, Louzada ML, de Sa TH, et al. Artificially sweetened beverages and the response to the global obesity crisis. Plos Med 2017; 14(1): e1002195. doi:10.1371/journal.pmed.1002195
  2. Rogers PJ, Hogenkamp PS, de Graaf K, et al. Does low-energy sweetener consumption affect energy intake and body weight? A systematic review, including meta-analyses, of the evidence from human and animal studies. Int J Obes 2016; 40(3): 381-94
  3. Mandrioli D, Kearns CE, Bero LA (2016) Relationship between Research Outcomes and Risk of Bias, Study Sponsorship, and Author Financial Conflicts of Interest in Reviews of the Effects of Artificially Sweetened Beverages on Weight Outcomes: A Systematic Review of Reviews. PLoS ONE 11(9): e0162198. doi:10.1371/journal.pone.0162198