Los edulcorantes bajos en calorías pueden jugar un mayor papel en la reducción del azúcar y la reformulación de los alimentos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Elementos destacados de la Cumbre sobre la Reducción del Azúcar, Londres, 22 de septiembre de 2016

La Cumbre sobre la Reducción del Azúcar se celebró por tercer año consecutivo en Londres el 22 de septiembre, a la que asistieron más de 150 responsables políticos, expertos en salud pública, representantes del sector, científicos y profesionales de la salud. Reuniendo una combinación única de actores implicados, este año la Cumbre sobre la Reducción del Azúcar incluyó una sesión interesante dedicada a examinar el papel de los edulcorantes bajos en calorías en la reducción del azúcar.

Con la participación del Prof. Peter Rogers (Universidad de Bristol), Prof. Alison Gallagher (Universidad de Ulster), Dra. Charlotte Hardman (Universidad de Liverpool) y Dr. Kavita Karnik (Tate & Lyle), el panel trató una amplia gama de temas, que incluyeron las últimas investigaciones sobre los beneficios de los edulcorantes bajos en calorías sobre el peso corporal, las percepciones y las actitudes de los consumidores, su papel desde una perspectiva de salud pública, así como los retos a los que debe hacer frente la industria alimentaria en materia de reducción del azúcar y de reformulación de los alimentos.

¿Ayudan los edulcorantes bajos en calorías al control del peso? Una revisión sistemática de las pruebas científicas

En la apertura de la sesión, Prof. Peter Rogers, Profesor de Psicología Biológica en la Universidad de Bristol (RU) presentó los resultados científicos que respaldan el papel de los edulcorantes bajos en calorías en el control del peso, sobre la base de su reciente investigación científica que incluye una revisión sistemática y un metaanálisis que analiza los efectos del consumo de edulcorantes bajos en calorías sobre la ingesta de energía y el peso corporal. En este estudio, Rogers et al. analizaron los datos procedentes de 90 estudios animales, 12 estudios prospectivos de cohorte, 129 comparaciones de estudios experimentales a corto plazo, y 9 ensayos aleatorios controlados a largo plazo, y concluyeron en sus comentarios finales que “de manera global, el corpus de pruebas científicas indica claramente que el consumo de edulcorantes bajos en calorías en lugar de azúcar, en niños y adultos, provoca una reducción de la ingesta de energía y del peso corporal, y posiblemente también en comparación con el agua”.

Las creencias acerca de los edulcorantes bajos en calorías predicen la conducta y el consumo de los alimentos con edulcorantes bajos en calorías

La falta de datos sobre cómo las creencias y las actitudes de los consumidores hacia los productos con edulcorantes bajos en calorías podría influenciar las posteriores respuestas conductuales al consumo de estos productos fue subrayada en el siguiente tema interesante analizado por la Dra. Charlotte Hardman, profesora del Departamento de Ciencias Psicológicas en la Universidad de Liverpool. En su presentación, la Dra. Hardman presentó por primera vez en la Cumbre sobre la Reducción del Azúcar los resultados preliminares del estudio SWITCH, un ensayo clínico aleatorio en curso que evalúa los efectos de las bebidas con edulcorantes bajos en calorías en comparación con el agua durante una intervención activa de pérdida de peso y de control del peso a lo largo de un período de dos años. Como parte de este estudio, se examinó el papel de las creencias y actitudes acerca de los edulcorantes bajos en calorías a la hora de determinar los modelos de consumo y las conductas. Sobre la base de los resultados preliminares del estudio, los consumidores frecuentes de bebidas con edulcorantes bajos en calorías creen que estas bebidas tienen un sabor agradable y resultan efectivas para controlar el apetito y el peso corporal. Además, tal y como probablemente se preveía, las creencias positivas acerca de los edulcorantes bajos en calorías servían para predecir la cantidad de bebidas dietéticas consumidas en el laboratorio; y lo que resulta interesante, los participantes con unas creencias más positivas acerca de las bebidas con edulcorantes bajos en calorías consumían globalmente menos calorías procedentes de bebidas que los participantes con creencias negativas / neutras.

Los edulcorantes bajos en calorías y la perspectiva de salud pública

En la apertura de su presentación, Prof. Alison Gallagher, Profesor de nutrición y salud pública en la Universidad de Ulster, examinó el papel de los edulcorantes bajos en calorías desde una perspectiva de salud pública. Teniendo en cuenta que la obesidad es uno de los retos de salud pública más importantes, y la emergente necesidad de limitar nuestra ingesta global de azúcar, los edulcorantes bajos en calorías pueden jugar un mayor papel y facilitar el cumplimiento sostenible de las recientes recomendaciones relativas a las reducciones del azúcar. Prof. Gallagher subrayó asimismo que la seguridad de los edulcorantes bajos en calorías ha sido confirmada por organismos regulatorios de todo el mundo, que incluyen la Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas (FAO); la Organización Mundial de la Salud (OMS); el Comité Conjunto de Expertos sobre Aditivos Alimentarios (JECFA); y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA). En relación con la salud pública, el reto en nuestra alimentación no es la seguridad de los edulcorantes bajos en calorías o la ingesta real que se encuentra muy por debajo de la Ingesta Mínima Admisible (IMA), sino más bien los impactos potenciales derivados del consumo de demasiada energía y / o de un modelo de alimentación no saludable. Para cerrar su presentación, Prof. Gallagher presentó los datos preliminares de un estudio en curso que examina el papel del nivel de concienciación sobre las percepciones acerca de los edulcorantes bajos en calorías, mostrando que cuanto mayor es el nivel de concienciación mayor es el porcentaje de consumidores que reconocen la utilidad de los edulcorantes bajos en calorías.

Retos regulatorios y técnicos en la reducción del azúcar: la perspectiva de la industria

El último conferenciante de esta sesión, el Dr. Kavita Karnik recordó al público por qué la reducción de las calorías es necesaria y presentó datos interesantes de investigaciones sobre consumo que muestran que el azúcar se encuentra clasificado en primer lugar en la lista de alimentos que los consumidores europeos tratan de reducir en su alimentación; con un 41% que declara intentar reducir su ingesta de azúcar. En sus conclusiones finales, el Dr. Karnik concluyó que la reducción del azúcar es más complicada que el mero hecho de “solo eliminar el azúcar”. Existe una serie de retos técnicos, mientras que al mismo tiempo el actual entorno regulador limita las oportunidades para la reducción del azúcar. Sin embargo, la buena noticia es que las innovaciones de la industria de alimentos y bebidas han proporcionado un amplio número de valiosas alternativas en los últimos años, con una gama de edulcorantes bajos en calorías, que se pueden utilizar solos o en mezclas de edulcorantes, los cuales constituyen una herramienta útil en los esfuerzos de reformulación alimentaria.

Después de las conferencias de los expertos se desarrolló un debate de la mesa sobre el papel de los edulcorantes bajos en calorías en la reducción del azúcar que incluyó, además de los conferenciantes citados, al Sr. Jean Savigny (Keller and Heckman LLP). El mensaje clave de este interesante debate de la mesa fue que todos los actores implicados, con inclusión de los responsables políticos, la industria y los científicos, deben trabajar en estrecha colaboración para acelerar el ritmo de la reducción del azúcar y lograr el objetivo común de mejorar los resultados de salud pública. Además se subrayó también la necesidad de educar a los profesionales de la salud de modo que ellos, a su vez, puedan educar a los consumidores como una estrategia importante a la hora de mejorar el nivel de concienciación de los consumidores acerca de la seguridad y los beneficios de los edulcorantes bajos en calorías.

Utilizados en lugar del azúcar en alimentos y bebidas, los edulcorantes bajos en calorías ofrecen al consumidor una mayor capacidad de elección de productos de sabor dulce bajos en calorías, ayudando de este modo a las personas a cumplir la recomendación de salud pública acerca de la limitación de la ingesta de azúcar en la alimentación cotidiana.