¿Cómo pueden los edulcorantes bajos en calorías ayudarnos a reducir la ingesta de azúcar?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Mensajes de un seminario web de la British Nutrición Fundación (BNF)

 

Puntos destacados:

  • En medio del clima actual, en el que la obesidad constituye un problema de salud importante, los edulcorantes bajos en calorías constituyen una herramienta para reducir la cantidad de azúcar y calorías de algunos productos.
  • Muchas autoridades sanitarias señalan que la sustitución de los azúcares por los edulcorantes bajos en calorías podría contribuir a reducir la ingesta de energía y, por ende, a controlar el peso. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ha aprobado las declaraciones de propiedades saludables para los edulcorantes bajos en calorías en relación con la salud bucodental y el control de la glucemia postprandial.
  • Las pruebas disponibles en la actualidad sugieren que la exposición al sabor dulce puede dar lugar a una reducción de la preferencia por el sabor dulce y su ingesta a corto plazo, pero se requiere más investigación sobre los efectos a más largo plazo.

En estos momentos en que las políticas para ayudar a reducir la epidemia de la obesidad se debaten y aplican en Europa, resultan de gran interés para los científicos, los profesionales sanitarios, los expertos en salud pública y la industria alimentaria todas las estrategias capaces de contribuir a la reducción de la ingesta excesiva de energía, grasa o azúcar. En este contexto, en un taller online organizado por la British Nutrición Fundación (BNF) el 16 de mayo de 2018 con el título «Una solución dulce: ¿pueden los edulcorantes bajos en calorías ayudarnos a reducir la ingesta de azúcar?», se ofreció información científica nueva e interesante sobre este tema.

En él, algunos expertos británicos en esta área científica, como Sara Stanner, que presentó el seminario web en nombre de la BNF, y el Profesor Peter Rogers, de la Universidad de Bristol, el Dr. Duane Mellor, de la Coventry University y la British Dietetic Association, la Profesora Katherine Appleton, de la Bournemouth University y Dr Una Macis, de la Universidad de Liverpool, Reino Unido, abordaron el papel de los edulcorantes bajos en calorías en la reducción de la ingesta de energía y azúcar, así como en el control del peso. En este artículo se resumen los puntos más destacados de cada charla.

Los edulcorantes bajos en calorías pueden ayudar a reducir la ingesta de energía

Mediante la reducción del contenido de calorías de los alimentos y las bebidas, los edulcorantes bajos en calorías pueden reducir la ingesta total de calorías y, por ende, el peso corporal. Los efectos sobre la pérdida de peso dependen, por supuesto, del alcance de la reducción de calorías en los productos y pueden verse influidos por la dinámica del control de peso. Al presentar los datos de un reciente trabajo de revisión sistemática, el Profesor Peter Rogers concluyó que las pruebas disponibles hasta la fecha de estudios controlados con humanos indican claramente que el consumo de edulcorantes bajos en calorías puede ayudar a reducir la ingesta total de calorías, ya que el «ahorro» de calorías que conlleva cambiar los edulcorantes calóricos por otros bajos en calorías no se compensa totalmente. Por lo tanto, los edulcorantes bajos en calorías también pueden ayudar a perder peso cuando se consumen como parte de un programa de control del peso y una dieta con calorías reducidas.

Herramientas útiles para una dieta general más saludable

El Dr. Duane Mellor, que presentó un enfoque dietético más práctico, habló sobre el papel de los edulcorantes bajos en calorías en el contexto de una alimentación más saludable de forma general. Afirmó que, por lo que se refiere a la nutrición, es preferible analizar la calidad de la dieta en su conjunto que centrarse en ingredientes individuales. Por lo tanto, como parte de una alimentación general saludable, los edulcorantes bajos en calorías pueden proporcionar un medio para ayudar a reducir la ingesta de energía, y especialmente de azúcar, y pueden resultar útiles para las personas que tienen problemas de control del peso y personas diabéticas. El Dr. Mellor también destacó la importancia de disfrutar de los alimentos que tomamos para lograr una alimentación más saludable, y que la reducción de la ingesta de azúcar a veces puede ir en detrimento de lo primero; los edulcorantes bajos en calorías pueden ayudar a reemplazar parte del azúcar y seguir disfrutando del sabor dulce en la alimentación, pero como ocurre con todos los ingredientes, deben consumirse en el marco de una alimentación general saludable.

¿Cómo afecta la exposición repetida al sabor dulce a la ingesta de alimentos dulces?

El efecto del consumo del sabor dulce sobre la preferencia generalizada posterior hacia el sabor dulce y la ingesta de otros alimentos dulces fue abordado por la Profesora Katherine Appleton, que presentó las últimas pruebas en este ámbito basadas en una revisión sistemática de la bibliografía publicada recientemente. La Profesora Appleton señaló que, aunque se requieren más estudios sobre este tema, las pruebas actuales de estudios controlados indican que una mayor exposición al sabor dulce tiende a reducir la preferencia por el dulce a corto plazo. Por lo tanto, la exposición al sabor dulce de los alimentos con bajo nivel de azúcar, como el de aquellos endulzados con edulcorantes bajos en caloría, no solo puede reducir el consumo de azúcares, sino también el ansia por obtener el sabor dulce en otros alimentos. Aunque es necesario realizar más investigaciones para confirmar este efecto beneficioso a largo plazo, las pruebas actuales no respaldan la noción de que la exposición al sabor dulce pueda provocar un acostumbramiento o un aumento de la preferencia por este, ni que reduciendo la exposición al sabor dulce podamos modificar nuestra preferencia futura por los alimentos dulces o reducir su ingesta.

Un tema de gran interés científico

Se están llevando a cabo nuevos proyectos de investigación científica a largo plazo que analizarán el efecto de los edulcorantes bajos en calorías sobre el control del peso y sobre los parámetros psicológicos y fisiológicos a largo plazo, y que a buen seguro arrojarán resultados muy interesantes. La Dra. Una Masic presentó el protocolo del estudio SWITCH en curso (Efectos de las bebidas edulcoradas no nutritivas sobre el apetito durante la pérdida de peso activa), un ensayo controlado, aleatorizado, de dos años de duración, que evalúa el efecto de las bebidas edulcoradas bajas en calorías sobre la pérdida de peso y el mantenimiento del peso a largo plazo, en comparación con el agua.

Mensajes para recordar

Las pruebas actuales avalan la idea de que los edulcorantes bajos en calorías pueden resultar útiles para reducir nuestra ingesta diaria de energía y azúcar y ayudarnos a satisfacer nuestra preferencia innata por el sabor dulce. También pueden servir como «paso intermedio» hacia una alimentación más saludable, sin renunciar al placer del sabor dulce con menos azúcar. Pero, por supuesto, para contribuir a la pérdida de peso, deben consumirse en el marco de un programa de control del peso conductual y de una alimentación general saludable. Por lo que se refiere a nuestra alimentación, son nuestras elecciones dietéticas globales las que pueden marcar la diferencia en lo que respecta al aumento de la calidad de la alimentación.

Más información sobre el seminario web de BNF

La sustitución de azúcar por edulcorantes bajos en calorías es una posible estrategia para reducir las ingestas de energía en la batalla contra la obesidad de toda la UE. La Fundación Británica para la Nutrición (British Nutrition Foundation – BNF) ha alojado en su portal un seminario web con ponentes expertos con el objetivo de mejorar nuestro conocimiento sobre los edulcorantes bajos en calorías, con información sobre su seguridad y si pueden ser útiles para la reducción del consumo de azúcares y el control del peso.

Puede accederse al seminario, que está disponible en inglés, francés, y español, desde la página de BNF: www.nutrition.org.uk/bnf-talks.html?bnf-webinars

  1. Appleton KM, Tuorila H, Bertenshaw EJ et al. (2018) Sweet taste exposures and the subsequent acceptance and preference for sweet taste in the diet: Systematic review of the published literature. American Journal of Clinical Nutrition; 107:405-19.
  2. Rogers PJ, Hogenkamp PS, de Graaf C et al. (2016) Does low-energy sweetener consumption affect energy intake and body weight? A systematic review, including meta-analyses, of the evidence from human and animal studies. Int J Obes; 40:381-394
  3. Masic U, Harrod JA, Christiansen P et al. (2017) EffectS of non-nutritive sWeetened beverages on appetITe during aCtive weigHt loss (SWITCH): Protocol for a randomized, controlled trial assessing the effects of non-nutritive sweetened beverages compared to water during a 12-week weight loss period and a follow up weight maintenance period. Contemp Clin Trials; 53:80-88