La nutrición es una ciencia, no una opinión

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Novedades científicas de la Conferencia FINUT 2020

Conferencia FINUT 2020 – En línea, 11 de octubre: A medida que las tasas de obesidad y diabetes continúan aumentando en todo el mundo, las estrategias de salud pública que incluyen la promoción de opciones dietéticas más saludables y la reformulación de alimentos y bebidas tienen como objetivo lograr la reducción recomendada de calorías, grasas y azúcar en la dieta. Los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías pueden desempeñar un papel en este contexto, ya que proporcionan un sabor dulce al tiempo que permiten reemplazar el azúcar y reducir las calorías en los productos alimenticios. Aún así, estamos viendo literatura científica contradictoria sobre los efectos del consumo de edulcorantes bajos en calorías/sin calorías en el control del peso y la glucosa. ¿De qué evidencia nos fiamos? Con el objetivo de abordar esta cuestión, la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA) apoyó una ‘reunión científica con expertos’ el 11 de octubre como parte de la Conferencia virtual FINUT 2020 sobre Alimentación y Nutrición, organizada de forma online del 11 al 13 de octubre por la Fundación Iberoamericana de Nutrición (Fundación Iberoamericana de Nutrición – FINUT) .

Necesitamos basar las recomendaciones nutricionales en evidencia de la más alta calidad”, coincidieron ambos ponentes. Pero, ¿qué queremos decir con ‘evidencia de la más alta calidad’? Tanto el Dr. Brian Cavagnari, de la Universidad Católica Argentina (Argentina) como el Dr. Hugo Laviada-Molina, de la Universidad Marista de Mérida (México), hablando en este encuentro científico, estuvieron de acuerdo en que dicha evidencia proviene de ensayos controlados aleatorizados (ECA) y de revisiones sistemáticas y metanálisis de ECA. De hecho, estos ofrecen la mayor evidencia para evaluar cualquier posible relación directa de causa y efecto. Y lo que muestran los ECA para los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías es que reemplazar los azúcares con ellos puede ayudar a reducir la ingesta de calorías y, a su vez, ser una herramienta útil para controlar el peso.1-3 Los ECA demuestran además que los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías no afectan al control de la glucosa y la insulina, y, en comparación con el azúcar, en realidad provocan un menor aumento de la glucosa en sangre.4-6 Por lo tanto, los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías también constituyen una herramienta útil para las personas con diabetes.7

A diferencia de los ECA, y como destacó el Dr. Brian Cavagnari en su presentación, algunos estudios observacionales sugieren una asociación positiva entre el consumo de edulcorantes bajos en calorías/sin calorías y la obesidad y la diabetes. Sin embargo, tener en cuenta las limitaciones de diseño de cada estudio es crucial: por ejemplo, y contrariamente a los ECA, los estudios observacionales no pueden probar ninguna relación causal ya que no pueden tener en cuenta todos los potenciales factores de confusion ni excluyen la posibilidad de que la causalidad inversa pueda afectar a los resultados.2 Esto significa, por ejemplo, que alguien con sobrepeso puede recurrir a edulcorantes bajos en calorías/sin calorías en su esfuerzo por reducir la ingesta total de calorías, y no al revés. Sobre esta base, los estudios observacionales ocupan un lugar más bajo en la jerarquía de evidencia, mientras que la evidencia de los ECA se considera de mayor calidad.

En su presentación, el Dr Hugo Laviada-Molina señaló otro aspecto importante a considerar al evaluar la investigación sobre edulcorantes bajos en calorías/sin calorías: el comparador utilizado en cada estudio.3 De hecho, cuando se comparan los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías con un comparador no calórico como el agua o el placebo, no debemos esperar que tengan un efecto sobre la ingesta de calorías, el peso corporal o el control de la glucosa. De hecho, los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías no son una formula mágica. En cambio, deben estudiarse por lo que son: ingredientes alimentarios destinados a proporcionar un sabor dulce mientras reemplazan el azúcar y reducen las calorías en los alimentos y bebidas. Sobre esta base, y cuando se estudian los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías en comparación con el azúcar, la evidencia de la más alta calidad muestra claramente un efecto favorable de los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías en la reducción de calorías y, a su vez, en la pérdida de peso y en el control de la glucosa.7 Por supuesto, y como destaca el Dr. Laviada-Molina, sus potenciales efectos beneficiosos dependen de la cantidad de azúcar evitada. ¡Por eso es importante el comparador en cada estudio!

Los ponentes cerraron la sesión recordando a la audiencia que “la nutrición es una ciencia, no una opinión”. Ambos ponentes enfatizaron además la necesidad de considerar la totalidad de trabajos científicos publicados en cada área y sopesar la calidad de la evidencia a la luz de la medicina basada en la evidencia (jerarquía de la evidencia) y la importancia clínica de los hallazgos del estudio.

Para leer más sobre la participación de la ISA en la Conferencia FINUT 2020, por favor haga click aquí.

Participe en la conversación en las redes sociales sobre la Conferencia FINUT 2020 usando #FINUT2020 y comparta sus pensamientos sobre la sesión apoyada por la ISA usando #ISAatFINUT.

  1. Rogers PJ, Hogenkamp PS, de Graaf K, et al. Does low-energy sweetener consumption affect energy intake and body weight? A systematic review, including meta-analyses, of the evidence from human and animal studies. Int J Obes 2016; 40(3): 381-94
  2. Cavagnari BM. Edulcorantes no calóricos y peso corporal. (Non-caloric sweeteners and body weight). MEDICINA (Buenos Aires) 2019; 79: 115-122
  3. Laviada-Molina H, Molina-Segui F, Pérez-Gaxiola G, et al. Effects of nonnutritive sweeteners on body weight and BMI in diverse clinical contexts: Systematic review and meta-analysis. Obesity Reviews 2020; 21(7): e13020
  4. EFSA Scientific opinion on the substantiation of health claims related to intense sweeteners. EFSA 2011 Journal 9(6): 2229, and 9(4): 2076.
  5. Nichol AD, Holle MJ, An R. Glycemic impact of non-nutritive sweeteners: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Eur J Clin Nutr 2018; 72: 796-804
  6. Greyling A, Appleton KM, Raben A, Mela DJ. Acute glycemic and insulinemic effects of low-energy sweeteners: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. American Journal of Clinical Nutrition 2020; 112(4): 1002-1014 https://doi.org/10.1093/ajcn/nqaa167
  7. Laviada-Molina H, Escobar-Duque ID, Pereyra E, et al. Consenso de la Asociación Latinoamericana de Diabetes sobre uso de edulcorantes no calóricos en personas con diabetes. Rev ALAD 2018; 8: 152-74