El consumo de edulcorantes bajos en calorías o sin calorías – una herramienta segura y útil en el control del peso y los riesgos de salud asociados, afirman destacados científicos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

El miembro invitado de la mesa, Profesor Dr. Adam Drewnowski, del Centro de Nutrición y Salud Pública de la Universidad de Washington en Seattle, subrayó que “la inclusión de edulcorantes bajos en calorías o sin calorías en la alimentación ayuda a controlar el peso. Además, diversos estudios de laboratorio han mostrado de manera consistente que los edulcorantes bajos o sin calorías no sobreestimulan los receptores de sabor, no desencadenan una sensación de hambre y su consumo no ocasiona una ingesta excesiva de alimentos“.

El Prof. Drewnowski añadió: “Aunque no ha sido posible demostrar la causalidad, el análisis de los datos de estudios observacionales y de intervenciones clínicas a gran escala realizados en Estados Unidos ha permitido identificar algunas tendencias socioeconómicas asociadas al consumo de bebidas con edulcorantes bajos en calorías o sin calorías“.

De acuerdo con estos estudios observacionales, las personas que consumen alimentos y bebidas que contienen edulcorantes bajos o sin calorías con frecuencia presentan un mayor nivel educativo y “y entre ellas se encuentra generalizado el seguimiento de un estilo de vida saludable, con unos hábitos alimentarios y de ejercicio adecuados“.

La evaluación de la AESA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) confirmó la seguridad de los edulcorantes bajos o sin calorías

El Profesor Dr. Arturo Anadón, del Departamento de Toxicología y Farmacología de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense, subrayó asimismo la seguridad de los edulcorantes bajos o sin calorías, afirmando que “actualmente todos estos edulcorantes bajos en calorías o sin calorías han sido evaluados y aprobados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. Los compuestos que los conforman se encuentran de manera natural en otros tipos de alimentos como las frutas y las verduras, y se ha demostrado que su consumo de acuerdo con las cantidades diarias recomendadas no representa ningún riesgo de desarrollar enfermedades“.

Además de facilitar la reducción y el mantenimiento del peso, y de ser una valiosa herramienta en el control de las enfermedades no transmisibles como la diabetes mellitus, los estudios muestran que no existe ninguna asociación entre el consumo de edulcorantes bajos o sin calorías y el incremento de la incidencia de enfermedades tales como el cáncer.

El Profesor Carlo la Vecchia, del Departamento de Epidemiología del Instituto de Investigación Farmacológica Mario Negri en Milán, enfatizó en su presentación que “los recientes estudios realizados en Italia, que comparaban pacientes con diferentes tipos de cáncer con pacientes sanos, han mostrado que no existen suficientes pruebas científicas epidemiológicas que sugieran un vínculo entre el consumo de sacarina, aspartamo u otros edulcorantes y el riesgo de padecer los neoplasmas más comunes“.

Más información acerca de los expertos científicos

Prof. Dr. Arturo Anadón: Profesor Titular y Jefe del Departamento de Farmacología y Toxicología. Universidad Complutense de Madrid. Máster en Farmacología Básica, Facultad de Medicina, Universidad Complutense de Madrid (España). Científico Visitante, Departamento de Patología Animal, Facultad Nacional de Veterinaria, Toulouse, Francia. Beca del Instituto de Investigación IRI, EEUU. Profesor de Investigación Visitante, Medical Research Council, Londres, Reino Unido. Profesor Visitante, Departamentos de Fisiología Aplicada y Ciencias Quirúrgicas y Farmacología, Royal College of Surgeons of England, Londres, Reino Unido. Profesor Visitante en el Real Colegio Complutense de la Universidad de Harvard (EEUU). Miembro del Panel Asesor de Expertos sobre Seguridad Alimentaria de la Organización Mundial de la Salud, Ginebra, Suiza. Miembro del Comité Conjunto JECFA. Miembro del Panel de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria sobre Materiales de Contacto con los Alimentos, Enzimas, Aromas y Ayudas al Procesamiento, Parma (Italia). Experto de la EMA, la EFSA, la Organización de Estados Americanos, la Agencia Internacional para la Energía Atómica. Miembro de la Real Academia de Medicina de España. Miembro Correspondiente de la Real Academia de Farmacia. Él es autor o coautor de más de 200 artículos de investigación con revisión interpares y 100 capítulos de libros. Miembro del consejo editorial de varias revistas científicas.

Prof. Dr. Adam Drewnowski: Dr. Adam Drewnowski es Director del Centro de Nutrición y Salud Pública y Profesor de Epidemiología en la Escuela de Salud Pública, Universidad de Washington. Él es Profesor Adjunto de Medicina y Director del Centro UW para la Investigación sobre la Obesidad.
El Dr. Drewnowski obtuvo el título de máster en bioquímica en el Balliol College, Oxford, y el título de doctor en psicología en la Rockefeller University de Nueva York. Ha enseñado en las facultades de la Rockefeller University y de la Universidad de Michigan antes de incorporarse a la Universidad de Washington. Sus estudios se centran en las disparidades socioeconómicas en materia de obesidad y de diabetes, y en el precio de los alimentos saludables. El Dr. Drewnowski ha desarrollado nuevos métodos GIS/GPS para realizar un mapeo de la geografía de la obesidad y de la diabetes a escala de barrio. Sus investigaciones actuales se centran en el desarrollo de una métrica del valor con el fin de identificar alimentos que sean asequibles, accesibles, sostenibles y ricos en nutrientes. Él es autor de los modelos de realización de perfiles de nutrientes “Nutrient Rich Foods” con el fin de clasificar a los alimentos sobre la base de su calidad nutricional. El Dr. Drewnowski ha trabajado en el Comité Permanente para la Prevención de la Obesidad Infantil del Instituto de Medicina y actualmente trabaja sobre la densidad de nutrientes en los alimentos en relación con las emisiones de gases de efecto invernadero; clasificando los alimentos en función de su valor nutricional y del coste estimado en emisiones de carbono.

Carlo La Vecchia: Dr. La Vecchia obtuvo su título de medicina en la Universidad de Milán y un máster en epidemiología clínica en la Universidad de Oxford. El Dr. La Vecchia cuenta con reconocimiento internacional como autoridad destacada en la etiología y la epidemiología del cáncer. En la actualidad es Profesor de Epidemiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Milán. Dr. La Vecchia es editor de numerosas revistas científicas clínicas y epidemiológicas. Él se encuentra entre los epidemiólogos más reputados y productivos en este campo con más de 1.790 artículos con revisión interpares y se encuentra entre los investigadores médicos más citados del mundo, de acuerdo con ISIHighlyCited.com, que es el desarrollador y editor del “Science Citation Index” (Índice de Citas Científicas). Dr. La Vecchia es Profesor Adjunto de Medicina en el Centro Médico Vanderbilt y en el Centro para el Cáncer Vanderbilt-Ingram, y es Profesor de Epidemiología en la Universidad de Lausanne. Dr. La Vecchia es asesor temporal de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra, además de periodista colegiado en Milán. Él ocupó el cargo de Profesor Asociado de Epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Harvard entre 1996 y 2001, y ha sido Investigador Principal y sus intereses se centran en la epidemiología del cáncer y el riesgo relacionado con la alimentación, el tabaco, el uso de anticonceptivos orales, y la exposición laboral o medioambiental a sustancias tóxicas, así como en el análisis de las tendencias temporales y la distribución geográfica de la mortalidad derivada del cáncer, las enfermedades cardiovasculares, perinatales y otros trastornos específicos.