Los edulcorantes bajos en calorías no están asociados a un aumento del riesgo de la mortalidad


Publicado: 18 marzo 2019

Declaración de la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA) en respuesta al estudio de Malik et al.

Sobre la base de un amplísimo conjunto de pruebas científicas, no existe evidencia de que los edulcorantes bajos en calorías aumenten el riesgo de mortalidad. Sobre el nuevo artículo de Malik et al.1, a la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA) le gustaría señalar que los edulcorantes bajos en calorías se encuentran entre los ingredientes más minuciosamente investigados del mundo. La seguridad de los edulcorantes bajos en calorías aprobados ha sido confirmada reiteradamente por las autoridades reguladoras de todo el mundo, como el Comité Mixto FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) / OMS (Organización Mundial de la Salud) de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), el Organismo para el Control de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).2,3,4

En este artículo de Malik et al., los análisis de dos estudios de cohortes prospectivos observacionales realizados en EE. UU. revelaron que el consumo de bebidas endulzadas con edulcorantes bajos en calorías —solo en la categoría de ingesta más alta de >4 raciones/día— se asoció con una mortalidad total y causada por ECV (enfermedad cardiovascular) solo en un estudio en mujeres (Nurses’ Health Study), pero no en hombres (Health Professionals’ Follow-up Study). Cabe destacar que no se detectó ninguna asociación con la mortalidad causada por cáncer en ninguno de los estudios. Asimismo y sobre la implicación clínica del estudio, los autores afirman: «Las bebidas endulzadas con edulcorantes bajos en calorías podrían utilizarse para reemplazar a las bebidas endulzadas con azúcar entre los consumidores habituales de estas últimas, pero debería desaconsejarse un mayor consumo de bebidas endulzadas con edulcorantes bajos en calorías».

No obstante, es importante señalar que tras ajustar las covariables como la hipertensión, la hipercolesterolemia, la diabetes de tipo 2, la cardiopatía coronaria y el accidente cerebrovascular durante el seguimiento, la relación entre las bebidas endulzadas con edulcorantes bajos en calorías y la mortalidad total en mujeres se atenuó, lo que indica que la causalidad inversa y los factores de confusión bien podrían explicar la relación observada solo para la ingesta diaria muy alta de bebidas endulzadas con edulcorantes bajos en calorías (4 raciones/día) y la ECV en mujeres, pero no en hombres. Curiosamente, este estudio también reveló que la sustitución de una porción diaria de bebidas endulzadas con azúcar por una porción diaria de bebidas endulzadas con edulcorantes bajos en calorías se asoció a una reducción del 4% del riesgo de mortalidad total, una reducción del 5% del riesgo de mortalidad por ECV y una reducción del 4% del riesgo de mortalidad por cáncer. Este hallazgo sugiere que la sustitución de bebidas endulzadas con azúcar por aquellas endulzadas con edulcorantes bajos en calorías podría aportar beneficios para la salud.

Los edulcorantes bajos en calorías, utilizados en alimentos, bebidas y edulcorantes de mesa, pueden ofrecer un amplio abanico de opciones dulces con pocas o ninguna caloría. Por lo tanto, podrían ser una herramienta útil, como sustitutivos del azúcar y como parte de una alimentación equilibrada, para ayudar a reducir la ingesta total de azúcar y de calorías, así como para controlar los niveles de glucemia en sangre. Los edulcorantes bajos en calorías son cariogénicos, es decir, no contribuyen a la formación de caries dentales.

Referencias

  1. Malik et al. Long-Term Consumption of Sugar-Sweetened and Artificially Sweetened Beverages and Risk of Mortality in US Adults. Circulation. 2019;139:00–00. DOI: 10.1161/CIRCULATIONAHA.118.037401
  2. http://www.fao.org/food/food-safety-quality/scientific-advice/jecfa/en/
  3. http://www.fda.gov