La sucralosa no presenta ningún peligro para el consumidor


Publicado: 08 mayo 2017

Todo lo que necesita saber sobre la opinión de la EFSA del estudio sobre la sucralosa del Instituto Ramazzini

No es una sorpresa que la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA) rechace las conclusiones de otro estudio cuestionable llevado a cabo por el Instituto Ramazzini Institute y, como era de esperar, corrobore la seguridad de la sucralosa. En una opinión científica1 publicada el 8th de mayo, tras la evaluación de la validez de las conclusiones del estudio en ratones de Soffritti et al. sobre la sucralosa2, la EFSA concluye que "los datos disponibles no respaldan las conclusiones de los autores (Soffritti et al., 2016)".

La opinión científica del Comité de Expertos de la EFSA en Aditivos Alimentarios y Fuentes de Nutrientes añadidos a los alimentos (ANS) es totalmente coherente con el consenso científico y normativo global que defiende la seguridad de la sucralosa. Tras una rigurosa valoración de los riesgos, el uso de la sucralosa ha sido admitido y permitido por autoridades normativas de todo el mundo como, entre otras, el Comité de Expertos en Aditivos Alimenticios de la Organización Conjunta de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura / Organización Mundial de la Salud (FAO/OMS), la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA) y el Comité Científico de Alimentos en Europa (ahora EFSA).

Las conclusiones del estudio de Soffritti et al. no cuentan con el respaldo de una base de datos exhaustiva sobre la sucralosa

El uso de un diseño del estudio nada convencional conduce a resultados no concluyentes y poco fiables y las conclusiones erróneas del estudio son solo dos de los problemas graves que la EFSA ha identificado en su evaluación del estudio realizado por Soffritti et al.

Los expertos de la EFSA criticaron los defectos significativos existentes en la metodología empleada por el Instituto Ramazzini en la publicación de Soffritti et al. y destacaban que: 

  • no existió ninguna relación dosis-respuesta entre la exposición a la sucralosa y los “efectos” alegados incluidos en el estudio;
  • no existe ningún modo de acción conocido por el que la sucralosa podría provocar efectos cancerígenos y el estudio no cumple los criterios estándares (Bradford-Hill) para una relación causa-efecto entre la ingesta de sucralosa y el desarrollo de tumores;
  • el diseño del estudio incluía una duración del tratamiento que alcanzaba la muerte natural de los animales, en otras palabras, se suministraban dosis a los ratones hasta que morían, lo que compromete la fiabilidad de la interpretación de los datos puesto que los casos de tumores aumentan con la edad;
  • existe una extensa base de datos que muestra la ausencia de efectos cancerígenos de la sucralosa, según informan los oportunos estudios realizados en ratas y ratones.

Por ello, como consecuencia, el Comité de Expertos en Aditivos Alimentarios (ANS) de la EFSA concluía que los datos disponibles no respaldaban las conclusiones de los autores (Soffritti et al., 2016) que defendían que la sucralosa inducía a la aparición de neoplasias hematopoyéticas en ratones suizos machos, en contra de lo que defiende en su publicación Soffritti et al., y que existe un corpus de evidencias que muestran que la sucralosa es segura y no provoca cáncer.

El Comité de Expertos en Aditivos Alimentarios (ANS) de la EFSA señalaba además la gran demora en la publicación del estudio (en enero 2016) iniciado hace más de 10 años, habiendo informado ya de las conclusiones durante un congreso científico celebrado en abril de 2012.

No es la primera vez que autoridades de la seguridad alimentaria rechazan conclusiones y son extremadamente críticas con el diseño del estudio y la interpretación de los datos del Instituto Ramazzini. Tanto la EFSA como la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) han rechazado sus técnicas de investigación y destacado una serie de carencias y defectos significativos en el diseño, la realización, la información y la interpretación del trabajo del Dr. Soffritti en evaluaciones anteriores3, 4, 5.

El mensaje clave de la EFSA

  • Concluye expresando que "los datos disponibles no respaldaban las conclusiones de los autores (Soffritti et al., 2016)". La opinión de la EFSA es coherente con el consenso científico y normativo global que defiende la seguridad de la sucralosa.
  • El Instituto Ramazzini posee un historial de estudios poco fiables en los que utiliza técnicas de investigación poco convencionales para extraer sus conclusiones erróneas.
  • La sucralosa es segura y no existe ningún indicio de potencial cancerígeno.
  • La sucralosa se encuentra entre los ingredientes más cuidadosamente testados del mundo con más de 110 estudios a lo largo de más de 20 años que confirman su seguridad.
  • La seguridad de la sucralosa ha quedado demostrada recientemente en una revisión sistemática y exhaustiva realizada por Berry et al.6, publicada en Nutrition and Cancer in 2016.

Con tasas de obesidad que alcanzan proporciones epidémicas en Europa y el resto del mundo, el uso de todos los edulcorantes seguros y aprobados en alimentos, bebidas y edulcorantes de mesa, puede ser de gran importancia en la lucha por limitar la ingesta de azúcar global. Los edulcorantes bajos en calorías pueden ofrecer una amplia variedad de productos alimenticios con sabor dulce con menos o ninguna caloría, lo que nos ayuda a reducir la ingesta energética total y por tanto a perder peso, cuando se usa como sustituto del azúcar o como parte de una dieta con control de peso. Además, ofrece a las personas con diabetes una manera segura de disminuir su ingesta de carbohidratos.

Puede leer más acerca de la opinión científica en el sitio web de la EFSA y sobre la declaración de la ISA haciendo clic aquí.

Referencias

  1. EFSA scientific opinion. Statement on the validity of the conclusions of a mouse carcinogenicity study on sucralose (E 955) performed by the Ramazzini Institute. Adopted 4 April 2017. Disponible online en: http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/4784
  2. Soffritti M., Padovani M., Tibaldi E., Falcioni L., Manservisi F., Lauriola M., Bua L., Manservigi M. & Belpoggi F. Sucralose administered in feed, beginning prenatally through lifespan, induces hematopoietic neoplasias in male swiss mice. International Journal of Occupational and Environmental Health, 2016 Jan; 22(1): 7-17. doi: 10.1080/10773525.2015.1106075. Epub 2016 Jan 29.
  3. Opinion of the Scientific Panel on food additives, flavourings, processing aids and materials in contact with food (AFC) related to a new long-term carcinogenicity study on aspartame. EFSA Journal, 5 May 2006. Disponible online en: https://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/356
  1. Statement of EFSA on the scientific evaluation of two studies related to the safety of artificial sweeteners. EFSA Journal 2011;9(2):2089 [16 pp.] Disponible online en: http://www.efsa.europa.eu/de/efsajournal/pub/2089
  2. FDA statement on European aspartame study. 20 April 2007. Disponible online en: http://www.fda.gov/Food/IngredientsPackagingLabeling/FoodAdditivesIngredients/ucm208580.htm
  3. Berry C, Brusick D, Cohen SM, Hardisty JF, Grotz L and Williams GM. Sucralose Non-Carcinogenicity: A Review of the Scientific and Regulatory Rationale. Nutrition and Cancer. Sep 2016; 68(8): 1247-1261